Mano dura y mesianismo: Bolsonaro, el candidato más temido, se lanzó en Brasil

Jair Bolsonaro, el candidato que promueve la mano dura, junto con su esposa
Jair Bolsonaro, el candidato que promueve la mano dura, junto con su esposa Fuente: AP
Alberto Armendáriz
(0)
22 de julio de 2018  • 17:45

RÍO DE JANEIRO.- Apoyado en citas bíblicas, con promesas de lucha contra la corrupción y por el restablecimiento del orden y la seguridad, el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro -el candidato más temido de todos para las elecciones de octubre en Brasil -, fue confirmado hoy como aspirante presidencial del pequeño Partido Social Liberal (PSL), en medio de un variado público que reunió a personas de clase media, terratenientes conservadores, evangélicos, militares, e incluso simpatizantes del presidente norteamericano, Donald Trump.

Así apuñalaban al candidato a presidente en Brasil Bolsonaro - Fuente: Twitter

0:05
Video

"No soy el salvador de la patria; quien va a salvar la patria somos todos nosotros. Necesitamos elegir a alguien honesto, que tenga a Dios en su corazón y que sea un patriota", resaltó Bolsonaro, de 63 años, un exparacaidista del ejército que aunque lleva 27 años en el Congreso se presenta como antiestablishment y propone reformar por completo la política de Brasil.

Hoy, las encuestas de cara a los próximos comicios ubican a Bolsonaro en un primer puesto, con un 19% de las intenciones de voto en el escenario más probable de que al candidato favorito, el encarcelado expresidente Luiz Inacio Lula da Silva , del Partido de los Trabajadores (PT), con un 30% de las preferencias, no se le permita competir (la ley electoral prohíbe que un condenado en segunda instancia dispute un cargo electivo). Detrás de él se colocan la ecologista Marina Silva, de la Red Solidaridad (Red), con 15% de respaldo; el exgobernador del estado de Ceará Ciro Gomes, del Partido Democrátido Laborista (PDT), con 10%; y el exgobernador del estado de San Pablo, Geraldo Alckmin, con 7%.

Sobre el escenario del Centro de Convenciones Sul América, de Río de Janeiro, Bolsonaro fue ovacionado por unos 3000 seguidores que le gritaban "¡Mito! ¡Mito!" y aclaraban a la prensa que nadie les pagó para asistir al evento. En los últimos años, con la crisis política y económica que sufrió el país, Bolsonaro se convirtió en un fenómeno en las redes sociales por sus fuertes declaraciones en contra de los políticos tradicionales, la mayoría de ellos acusados de ilícitos por la Operación Lava Jato. Él, en cambio, resalta siempre que no ha sido salpicado por denuncias de corrupción y, que lo que Brasil necesita es un líder de mano dura como él, que defiende la última dictadura militar (1964-1985).

"No tengo ambición por el poder. Entiendo todo esto como una misión. Brasil no aguanta cuatro años más del PT o del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). ¡Vamos a rescatar juntos nuestro país!", exhortó el diputado, muchas veces comparado con Trump por sus posturas extravagantes y radicales. Ayer, varios de los presentes en el acto llevaban máscaras de Trump.

Algunos de sus seguidores usaron máscaras de Trump
Algunos de sus seguidores usaron máscaras de Trump Fuente: Reuters

Si bien Bolsonaro no se ha visto involucrado en tramas de corrupción, sus desmesurados comentarios misóginos, homofóbicos y racistas sí le han traído problemas con la Justicia. Actualmente está procesado ante el Supremo Tribunal Federal por supuesto crimen de apología a la violación e injurias, luego de que en 2014 afirmó, en plena Cámara de Diputados, que una legisladora petista "no merecía" ni siquiera ser violada.

Para muchos políticos, a pesar de su popularidad, la candidatura de Bolsonaro es tóxica, y eso se refleja en su tasa de rechazo, del 32%, la más alta de todos los candidatos. Es por ello que le ha costado tanto encontrar un candidato a vice que lo acompañe en la fórmula. Había apuntado al popular senador y pastor evangélico Magno Malta, del Partido de la República, y al exgeneral Augusto Heleno Ribeiro Pereira, del Partido Republicano Progresista, pero ambas opciones se cayeron por resistencias de sus respectivas agrupaciones.

Ahora, la elegida sería la excéntrica abogada Janaína Paschoal (una de las autoras del pedido de impeachment contra la destituida presidenta Dilma Rousseff ), quien lo podría acercar al electorado femenino. Sin embargo, en su participación en el acto de ayer, Paschoal aclaró que "aún estás dialogando" con el candidato, y, su discurso de tono moderado no fue muy bien recibido por el auditorio de fanáticos "bolsonaristas".

Janaína Paschoal, su posible compañera de fórmula
Janaína Paschoal, su posible compañera de fórmula Fuente: Reuters

"No se gana una elección con un pensamiento único, y no se gobierna una nación con un pensamiento único. Mi fidelidad no es con el diputado Bolsonaro sino con mi país", aclaró ella.

El aislamiento político que cada vez más sufre Bolsonaro generaría un gran obstáculo durante el período de propaganda gratuita en radio y televisión, en septiembre. Por la poca representatividad de su partido, el PSL, apenas contaría con ocho segundos de tiempo para explicar sus propuestas a los brasileños; necesita de forma urgente tejer alianzas estratégicas para amplificar su discurso.

Al lanzar su candidatura, ayer reiteró que en materia económica seguirá los postulados liberales (ya contrató como asesor al respetado economista Paulo Guedes) y que privatizará la mayoría de las empresas estatales. Reafirmó que pretende nombrar a un general de cuatro estrellas como ministro de Defensa y que reforzará a militares y agentes de seguridad pública para combatir el crimen. Asimismo, adelantó que -al igual que hizo Trump con Estados Unidos- retirará a Brasil del Acuerdo de París, por el cual la mayoría de los países se comprometieron a reducir las emisiones de gases que producen el efecto invernadero y han llevado al cambio climático.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.