Guido Pella tendrá que seguir esperando para festejar: en Umag y ante Cecchinato, perdió su tercera final ATP

Pella jugó su tercera final en el ATP
Pella jugó su tercera final en el ATP Fuente: AFP
Sebastián Torok
(0)
22 de julio de 2018  • 17:57

Cuando Guido Pella y Marco Cecchinato, caída la noche croata, pisaron el polvo de ladrillo del estadio Goran Ivanisevic, el court central del ATP 250 de Umag, el deporte italiano ya había celebrado fuerte durante el domingo con las conquistas de Fabio Fognini en Bastad y del golfista Francesco Molinari en el Abierto Británico. Como para no ser menos y prolongar la sintonía exitosa de los azzurri, Cecchinato se impuso en la final del torneo que se disputa sobre la costa croata, con 501.000 euros en premios. Semifinalista en el último Roland Garros, el tenista nacido en Palermo hace 27 años derrotó a Pella por 6-2 y 7-6 (7-4), en una hora y 38 minutos,

El bahiense deberá seguir esperando para ganar su primer trofeo del tour: la de Umag fue su tercera final cedida. La primera fue en Río de Janeiro, en febrero de 2016 -el argentino perdió frente al uruguayo Pablo Cuevas-. Y la segunda fue en Munich, en mayo de 2017 -el triunfador, esta vez, resultó el alemán Alexander Zverev-. De todos modos, fue una semana productiva para el jugador entrenado por Gustavo Marcaccio (el mismo que fue coach de Juan Mónaco cuando el tandilense alcanzó el top 10, en 2012). "No fue la mejor noche para mí, está claro, pero hice mi mejor esfuerzo", se lamentó Pella, que con esta actuación subió 15 puestos en el ranking hasta el 57º.

Umag, una estación del circuito conquistada, en su momento, por Guillermo Cañas (en 2004) y Guillermo Coria (2005), fue escenario de valiosos desempeños de Pella desde su mismísimo debut a comienzos de la semana. En la primera ronda ante el japonés Taro Daniel, Pella estuvo 6-1 y 3-2 abajo, pero triunfó 6-3 en el tercer parcial. En la segunda rueda, frente al esloveno Aljaz Bedene, llegó a estar muy cerca de despedirse (7-5 y 4-1 abajo), pero sobrevivió. En los cuartos de final, ante el serbio Dusan Lajovic, el zurdo pudo haber perdido el foco luego de desperdiciar tres match points y sin embargo no lo hizo. Y en las semifinales superó una prueba de fuego: ante el holandés Robin Haase le quebraron el saque en el primer juego del match y cedió el segundo set en apenas 30 minutos, pero no perdió la concentración y ganó por 6-3, 1-6 y 6-2. Frente a Cecchinato, Pella generó ocho situaciones de quiebre, pero el italiano levantó siete.

Pella, único presente en el equipo en las cuatro series de la Copa Davis 2016 (la campaña del histórico título albiceleste), no pudo convertirse en el argentino número 30 en lograr, al menos, un título en el ATP World Tour. Además, la suya en Umag fue la final de single perdida número 205 para el tenis nacional. Y quedó como uno de los cinco argentinos con finales en el tour pero sin títulos, junto a Ricardo Cano, Elio Lito Álvarez, Alejandro Ganzábal y Roberto Azar.

Mejor, imposible

"Es el mejor momento de mi vida", sentencia Cecchinato, de 27 años, al recibir el premio de manos de la presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarovic , quien sumó popularidad en el Mundial de Rusia. Y tiene razón Cecchinato. Hace un año, cuando compitió en Umag, era 105º. Luego de ganar el segundo título de su carrera (en abril pasado logró Budapest), hoy llegó a su mejor ubicación: 22º. Pensar que en 2016, tras una investigación de la Federación Italiana de Tenis, fue acusado de haber arreglado partidos. Fue suspendido y luego exonerado por detectarse irregularidades. Hoy no habla de ello; solo quiere celebrar sus éxitos en el court.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.