Los sectores provida no admiten cambios para suavizar la ley

Rechazan modificaciones para no darle a Diputados la posibilidad de insistir con el texto aprobado en junio
Rechazan modificaciones para no darle a Diputados la posibilidad de insistir con el texto aprobado en junio Fuente: Archivo
Gustavo Ybarra
(0)
23 de julio de 2018  

Saben que por el momento son mayoría, pero no se confían. "Está muy parejo", responden cuando se los consulta por los números, de cara a la histórica sesión del próximo 8 de agosto. El sector antiabortista del Senado hace cálculos para definir qué estrategia adoptar y especula entre impulsar el rechazo total del proyecto o aceptar introducirle cambios.

La máxima concesión que el grupo está dispuesto a dar es la despenalización del aborto para mujeres en condiciones de vulnerabilidad económica y social. Sin embargo, se trata de una idea que está a años luz de la legalización que aprobó la Cámara de Diputados, que en caso de recibir la iniciativa modificada en segunda revisión podría insistir con la versión que aprobó el 14 de junio último.

"El peligro de devolver el proyecto modificado es que Diputados, por simple mayoría, lo pueda volver a cambiar, y a nosotros nos parece un muy mal proyecto", explicó Pedro Braillard Poccard (Cambiemos-Corrientes), en diálogo con LA NACION.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital), también abonó la teoría de su compañero de interbloque. "El miedo es que Diputados ratifique lo malo, por eso tenemos temor de avanzar con modificaciones", dijo.

Tanto Pinedo como Braillard Poccard forman parte del núcleo de legisladores que se oponen a la interrupción voluntaria del embarazo, grupo en el que militan las radicales Silvia Elías (Tucumán) e Inés Brizuela (La Rioja); la fueguina Miriam Boyadjian (Mopof-Cambiemos), y María Fiore Viñuales (Pares-Salta). Desde el PJ, apoyan la postura antiabortista José Mayans (Formosa) y Guillermo Snopek (Jujuy), entre otros senadores.

El presidente provisional del Senado es autor de dos proyectos que se encuentran sometidos a discusión en el plenario de tres comisiones que debate, desde hace tres semanas, la legalización del aborto que aprobó la Cámara baja.

Uno, modifica el artículo 88 del Código Penal para permitirle a los jueces reducir al mínimo legal (un año) la pena para la mujer que aborte "en atención a su edad, su educación, la calidad de los motivos que la determinaron a actuar, especialmente la miseria o la dificultad de ganarse el sustento propio necesario y el de los suyos, y las consecuencias lesivas que hubiese sufrido como consecuencia del hecho".

Federico Pinedo dijo: "No puede haber un derecho incremental porque, aunque esa vida sea muy pequeña, no puede valer más el deseo de la mujer"
Federico Pinedo dijo: "No puede haber un derecho incremental porque, aunque esa vida sea muy pequeña, no puede valer más el deseo de la mujer" Fuente: LA NACION

El otro, que generó fuertes críticas de los sectores a favor del aborto, propone un programa estatal de atención y apoyo a las mujeres para que puedan llevar a término un embarazo no deseado y ceder en adopción a su hijo.

Cualquiera de estas alternativas podrían convertirse en la base de un dictamen que se ubicaría en las antípodas de la sanción en ley de la interrupción voluntaria del embarazo.

La base de la ideología del sector antiabortista es la "defensa de la vida". Es la frase que más se repite en las intervenciones de los senadores ante los expositores que han concurrido a las cuatro jornadas de debate en el Senado que lleva el proyecto.

"Del debate surge que aun los que están a favor reconocen que hay vida desde la concepción. Y a mí me parece que no puede haber un derecho incremental, como se dice, porque aunque sea muy pequeña esa vida, no puede valer más el deseo de la mujer de abortar", explicó Pinedo.

En la misma sintonía se manifestó la salteña Fiore Viñuales. "Lo tremendo del proyecto es que, hasta la semana 14, simplemente porque sí, una persona puede disponer de la vida de otra persona", afirmó.

A la cuestión de la defensa de la vida, que también comparte, Braillard Poccard le sumó el impedimento a la objeción de conciencia. "¿Qué pasa con las instituciones que están apoyadas por cultos religiosos y que dogmáticamente rechazan el aborto?", se preguntó.

El senador también cuestionó la inscripción en un registro de los médicos que opten por la objeción de conciencia. "Es un derecho innato, por un lado hablamos de respetar libertades, pero por el otro le estamos restringiendo su libertad a oponerse y los obligamos a anotarse en una lista", aseguró Braillard Poccard, quien advirtió que el tema generará "una catarata de amparos" en caso de ser sancionada la ley.

Engaño

Además, Pinedo consideró que el proyecto permitiría "el aborto absolutamente libre después de la semana 14" como consecuencia de la combinación, en la redacción del proyecto, de la garantía al grado máximo de salud, tal cual lo reconoce la Organización Mundial de la Salud, a favor del bienestar de la mujer. "Esta formula es un engaño", sentenció.

De los 34 senadores que han manifestado su oposición al proyecto hasta el momento, al menos unos 30 forman parte del núcleo duro que rechaza el aborto legal. Se trata de un número que supera a los 27 legisladores que quieren convertir en ley el texto de Diputados.

Cuando todavía restan 9 senadores que no se han pronunciado sobre cómo votarán el 8 de agosto y hay un escenario de fuerte volatilidad que se incrementará a medida que se acerque la sesión, la balanza puede inclinarse para cualquier lado. Es este final abierto el que alimenta las dudas del sector antiabortista y que mantiene en vilo a todo un país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?