Misión DT: por qué la selección argentina necesita atrasar 20 años

Bielsa y Pekermn, 20 años atrás
Bielsa y Pekermn, 20 años atrás Fuente: Archivo
Andrés Eliceche
(0)
23 de julio de 2018  • 23:30

Ocurrió en el siglo pasado. Como ahora, la selección argentina necesitaba un entrenador y, como ahora, un solo nombre reunía un consenso general: el de José Pekerman . Nadie sabe si será otra vez él quien lidere los tiempos que vienen, pero conviene mirar hacia atrás para entender cómo nació aquel ciclo virtuoso. Y por qué, en definitiva, el fútbol argentino necesita atrasar 20 años para poder adelantar con o sin Pekerman, en este momento crucial, cuando la última foto es un reflejo del desastre.

Quiénes son los candidatos a dirigir la selección argentina, según Chiqui Tapia

1:33
Video

Hace 20, Francia acababa de consagrarse campeona del mundo y la Argentina no tenía técnico. Julio Grondona buscaba uno para reemplazar a Daniel Passarella y empezó por casa: le ofreció el cargo a Pekerman, líder del proyecto de juveniles, que ya tenía encima dos títulos mundiales Sub 20: Qatar 1995 y Malasia 1997. El DT sorprendió al presidente con su salida: le contraofertó convertirse en mánager general, para que todas las estructuras de las selecciones quedaran bajo su órbita. Pero que a la mayor la dirigiera otro, elegido y supervisado por él. Fue la última revolución del fútbol argentino, una mirada hacia el futuro que también se constituyó en una de las mejores medidas del largo y controvertido gobierno de Grondona. Aunque su mérito no haya sido idearlo, sino acompañar la idea de Pekerman, le cabe esa medalla.

Si yo fuera Pekerman, y fuera cierto que me buscan para reconstruir los seleccionados de AFA, diría que no
Gabriel Batistuta

¿Por qué creer que algo similar podría suceder ahora, cuando Francia acaba de consagrarse campeona del mundo y la Argentina no tiene técnico? En la AFA saben que la experiencia de Rusia fue haber tocado fondo, encima en un contexto mucho peor al de 1998. Entonces, los juveniles brotaban de las canteras de los clubes y pasaban por la escuelita Pekerman antes de saltar a la mayor. Ahora, la reestructuración de los juveniles lleva apenas un año, la Sub 20 tiene en Lionel Scaloni a un entrenador provisorio y abajo, Diego Placente y Pablo Aimar intentan de a poco recrear las enseñanzas pekermanianas. Pero el fútbol argentino no moldea la cantidad de jugadores como en aquellos años, en parte porque los que parecen buenos se van mucho antes a Europa y en parte porque la selección nunca es prioridad para los clubes, que retacean a los chicos cuando se los convoca a entrenarse en Ezeiza.

En aquel invierno argentino de hace 20 años, Pekerman se fue al verano europeo a buscar a Marcelo Bielsa, que era el técnico del Espanyol de Barcelona

En aquel invierno argentino de hace 20 años, Pekerman se fue al verano europeo a buscar a Marcelo Bielsa, que era el técnico del Espanyol de Barcelona. Había una coincidencia temporal: la Sub 20 estaba jugando el torneo de L'Alcúdia, el mismo que los chicos de ahora disputarán a partir del fin de semana que viene. Por lo demás, el contexto era diferente: Bielsa venía a sumarse a algo que funcionaba bien. En este invierno modelo 2018, Claudio Tapia trabaja en un proyecto y un programa de trabajo, que presentará en el Comité Ejecutivo de la AFA el martes 31. No tiene nombres propios, sí líneas de acción "a 4 y 8 años", cuentan a su alrededor. El hermetismo que rodea al plan impide filtraciones y apenas entrega deslices: "Lo está escribiendo con un equipo reducido de colaboradores, y apunta a la reestructuración de las selecciones. Tiene objetivos inmediatos y otros a largo plazo, que exceden el tiempo de su gestión", agregan fuentes vinculadas a Tapia. Recién después de ese día, dicen, buscarán los intérpretes que lleven adelante los cambios.

Tapia, presidente de la AFA, encabezará la búsqueda del nuevo DT para la selección
Tapia, presidente de la AFA, encabezará la búsqueda del nuevo DT para la selección

¿Qué dirá Pekerman si la AFA golpea su puerta? En su entorno aseguran que por ahora nadie los llamó, y que el hombre descansa en Miami. Pero antes de pensar en la Argentina debe centrarse en Colombia: tiene contrato hasta el 31 de agosto, y qué hacer con ese vínculo es lo primero que quiere decidir por una elemental cuestión de respeto. ¿La respuesta que le dé a Colombia está atada a su futuro con la Argentina? No, le sobran ofertas de selecciones para tomar el camino que quiera: Estados Unidos, México, Japón... Y también de clubes. ¿Por qué podría entusiasmarlo volver a poner los pies en una AFA de la que huyó en 2006, en un contexto incluso mejor que el actual? "Si yo fuera Pekerman, y fuera cierto que me buscan para reconstruir los seleccionados de AFA, diría que no. Hace 12 años lo dejaron ir por la puerta de atrás cuando ya había ganado mundiales juveniles y sentado las bases para el futuro de la selección mayor", escribió ayer Gabriel Batistuta en Twitter. ¿Aceptaría hacerse cargo de un proyecto escrito por otros? ¿Solo con el estímulo sentimental de la camiseta y la cercanía de los chicos Pekerman que ahora trabajan como entrenadores de las juveniles? ¿Bajo la órbita de dirigentes que en algunos casos no conoce y en otros lamentablemente conoce demasiado?

"Acá nadie hace nada solo. Ganamos o perdemos juntos", dijo Julio Grondona el día que la AFA presentó a Marcelo Bielsa, después del invierno del '98. Era la frutilla del postre. Hoy, en el menú no hay ni siquiera un plato de arroz. Los próximos días dirán si Pekerman está dispuesto a ponerse el delantal y convertirse otra vez en el Master Chef, o si el cocinero deberá ser otro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.