Suscriptor digital

La reconversión de las fuerzas demandará tiempo y dinero

Mariano De Vedia
Mariano De Vedia LA NACION
(0)
24 de julio de 2018  

En un mensaje de siete minutos, el presidente Mauricio Macri delineó las Fuerzas Armadas que quiere para el siglo XXI, a través de nuevas directivas que necesitarán tiempo y recursos para hacer frente a los desafíos.

Para atender las nuevas amenazas planteadas, como las del narcotráfico y las que ya se libran en el terreno virtual del ciberespacio, el Presidente decidió darle más protagonismo al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, que conduce el teniente general Bari del Valle Sosa, el militar en el que hoy deposita su mayor confianza.

Puesta en marcha de la reforma del Sistema de Defensa Nacional - Fuente: Casa Rosada

07:52
Video

El combate contra el narcotráfico seguirá estando en manos de las fuerzas de seguridad, especialmente a través del programa Escudo Norte, en la frontera caliente con Bolivia, Paraguay y Brasil. Pero en el ámbito militar se constituirá un Comando Conjunto de Fuerzas Especiales, para dar apoyo sostenido y poder de disuasión frente a la amenaza creciente del narcotráfico, a partir del refuerzo de la presencia de efectivos en las poblaciones vulnerables. Esa fuerza, que inicialmente tendrá unos 500 hombres y mujeres y promete extenderse hasta 5000 en un año y 10.000 en el mediano plazo, dependerá directamente del Estado Mayor Conjunto.

"Estamos promoviendo un instrumento militar basado esencialmente en el accionar conjunto, que nos permitirá avanzar hacia la eficacia de nuestras Fuerzas Armadas", dijo Macri, al insistir en el concepto de "conjuntez", una palabra que ya esta internalizada en el ámbito de las Fuerzas Armadas.

Macri está lejos de pensar en unas Fuerzas Armadas identificada con la imagen de "salvadores de la patria". Por eso insiste en la necesidad del desarrollo profesional y la "articulación eficiente".

"Tenemos un sistema de defensa desactualizado, producto de años de desinversión y de ausencia de una política de largo plazo, y conservamos un despliegue territorial para amenazas antiguas", dijo Macri, al poner de manifiesto dos obsesiones: la modernización y el trabajo en equipo. El objetivo es tener nuevas herramientas para proteger la soberanía y la integridad territorial.

Macri se propuso "saldar una deuda con las Fuerzas Armadas de la democracia", tarea que no se reduce a la problemática salarial, sino que exige el compromiso de todos los sectores políticos. Mantiene "absolutamente" la idea de aprobar la reforma mediante dos decretos, que no irán al Congreso, el ámbito que la oposición reclama como el más apropiado para reunir consensos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?