Por la inflación, casi uno de cada tres departamentos se atrasa en el pago de expensas

Administradores sostienen que a los morosos crónicos se suman nuevos que no llegan a pagar al cierre de la liquidación
Administradores sostienen que a los morosos crónicos se suman nuevos que no llegan a pagar al cierre de la liquidación  Fuente: Archivo
María Julieta Rumi
(0)
25 de julio de 2018  • 00:30

Sobre llovido, mojado. Si el 20% de los departamentos porteños adeudaba expensas a principios de año, hoy ese porcentaje llega al 30% por la sumatoria del aumento de tarifas , las paritarias de los encargados de edificios y las subas que aplicaron distintos proveedores por la devaluación, algo que aumentó el rojo de propietarios e inquilinos. Así lo sostienen los administradores. Eso se debe a que en un efecto bola de nieve, a la creciente deuda de los morosos crónicos se suman nuevos inquilinos o propietarios que no llegan a pagar al cierre de la liquidación porque los sueldos corren por detrás de estos incrementos.

El dato proviene de la Asociación Civil Administradores Independientes de Propiedad Horizontal, que realiza un promedio entre distintas administraciones que conforman la agrupación. Según su presidente, Matías Ruiz, "con la inflación hay mayor morosidad y cuesta más llegar a cumplir con las obligaciones de los consorcios".

"El fuerte incremento de tarifas fue el año pasado, pero con la demora que hubo en el traslado a facturas, todo eso se fue atrasando y las consecuencias se ven más este año. Muchos consorcios tuvieron vencimientos en mayo y junio que correspondían a boletas de 2016 y 2017", explicó. Y agregó que el rubro tarifas es más importante en el presupuesto que lo que era antiguamente: "Digamos que, en la torta del consorcio, tarifas hoy es una porción más grande. Y ni hablar si el agua se paga a través de expensas", dijo.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad, las expensas de un hogar promedio (de dos adultos y dos menores) aumentaron un 11,87% entre enero y mayo de este año, al pasar de $1754,51 a $1962,83, mientras que si se mide mayo contra mayo del año anterior, la suba es de un 37,15% (en mayo de 2017 se pagaban $1431,06).

Las tarifas no son el único componente de este aumento, sino que a esto se suman la subas de proveedores, como el servicio de desinfección, el mantenimiento de ascensores y matafuegos y ascensores, así como las paritarias del gremio de encargados de edificios Suterh. "En abril fue el primer aumento del 8% y en agosto es la segunda cuota del 4% más el segundo bono de $2000. Todo eso, obviamente, genera aumento de expensas. Necesitás más dinero para pagar las obligaciones. Encima del aumento, tenés un 30% más de la suba prevista por morosidad. El aumento es tan grande que los propietarios o inquilinos no llegan a ponerse al día. Hay que acomodar tan rápidamente los presupuestos que se producen desfasajes", afirmó Ruiz.

En este sentido, el legislador e integrante de Consorcistas Unidos, Sergio Abrevaya, dijo que, más allá de la morosidad consolidada, la del mes a mes puede llegar a un 50%. "Hay consorcistas que se atrasan en el pago, aunque por ahí no adeudan cuatro meses", dijo.

Según Abrevaya, hay cuatro grandes temas que encarecen la expensas: que en las paritarias no estén sentados los consorcistas, las malas administraciones, la cantidad de gastos a los que obliga la Ciudad de Buenos Aires y la falta de una tarifa de servicios especial para consorcios.

Por su parte, Marcos Bergenfeld, presidente de la Asociación de Propietarios de Inmuebles en Propiedad Horizontal (APIpH), manifestó que "el problema es que en las paritarias está por un lado la parte obrera y, del otro lado, inmobiliarias o administradores que no son propietarios. Las dos partes son gente a la que les paga el consorcio y eso es una cosa que no se entiende cómo sigue".

En cuanto a los gastos que obliga la Ciudad, apuntó contra la limpieza de tanques de agua "algo que inventaron y nadie puede chequear" y contra la plataforma de Consorcio Participativo aprobada por una ley de la Legislatura que, si bien es gratuita, constituiría a futuro un pasivo más ya que las administraciones tendrían que contratar a una persona o pagarle más a un empleado para que vuelque toda la información de los libros ahí.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.