Extinción de dominio: postergan por dos semanas el debate para buscar consenso

Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
(0)
24 de julio de 2018  • 15:02

Con la intención de redactar un dictamen de consenso que no pueda ser revertido en segunda revisión por la Cámara de Diputados, los principales bloques políticos del Senado acordaron hoy postergar por dos semanas el tratamiento en comisiones del proyecto de ley de extinción de dominio.

El acuerdo llegó después de que el cordobés Ernesto Martínez (Cambiemos) alertara sobre la necesidad de modificar el proyecto con una mayoría calificada que le impida a la Cámara baja insistir en la versión que aprobó en junio de 2016.

"Lo que salga del Senado, para que no volvamos al disparate o el mamarracho que hizo Diputados, tiene que tener al menos los dos tercios; y si tenemos tres dictámenes distintos estos no va a resultar", afirmó Martínez y provocó la rápida empatía del PJ y el FPV.

Hasta ese momento, el debate en las comisiones de Justicia y de seguridad Interior se dirigía a la firma de tres dictámenes, ya que a los proyectos presentados por el oficialismo y el PJ se les había sumado una iniciativa presentada por el kirchnerismo poco antes de la reunión.

La discusión se centra en la creación de un proceso que permita extinguir el dominio, es decir la propiedad, a favor del Estado de un bien mueble o de sumas monetarias obtenidas mediante la comisión de delitos contra la administración pública o de crimen organizado, como el narcotráfico y la trata de personas.

Las diferencias entre los proyectos son, en algunos casos, sustanciales y demandarán un arduo trabajo para poder unificarse en un único dictamen, como reclamó el cordobés Martínez y apoyaron el PJ y el FPV.

Así, el texto impulsado por los peronistas Rodolfo Urtubey (Salta) y Miguel Pichetto (Río Negro) propone la extinción de extinción de dominio como un proceso civil dentro de la esfera del fuero penal, como ocurre con los accidentes laborales, en los que el daño se reclama junto a la acción penal.

La extinción, según el PJ, sólo procedería una vez que el acusado tenga sentencia de primera instancia y el impulso de la acción estará en manos del Procurador del Tesoro.

El proyecto del Cambiemos, en tanto, establece la extinción de dominio como un proceso civil paralelo al penal, que podría obtener sentencia antes de que exista una condena penal. En esta iniciativa la acción queda en manos del Ministerio Público Fiscal. La propuesta presentada por el kirchnerismo también deja la acción en manos de los fiscales, pero coincide con el peronismo en mantener el proceso en el fuero penal. Como sello propio, el texto del FPV suma nuevos delitos, sobre todo los vinculados con el lavado de dinero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?