Macri piensa que no hay retorno con el sindicalista

Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
25 de julio de 2018  

El presidente Mauricio Macri no se sorprendió ayer con las duras críticas que Hugo Moyano le dedicó al Gobierno, antes de lanzar nuevas amenazas de medidas de fuerza en represalia por la severa multa que le impuso el Ministerio de Trabajo.

"No entendió que la Argentina cambió. Cree que a través de la prepotencia va a seguir imprimiéndole un sobrecosto a la sociedad para su gremio", comentó -según pudo saber LA NACION- el Presidente a sus hombres de confianza horas después de la conferencia de prensa organizada por el líder camionero, en la que calificó al Gobierno de "casi dictatorial".

En la intimidad, Macri cree que su antiguo aliado en sus épocas de jefe de gobierno porteño "está lamentablemente cerrado al diálogo y se plegó a [su hijo] Pablo Moyano ", el más combativo de todos.

La postura de Macri es compartida por el resto del gabinete, aunque no todos lo admitan en público. "Cada dirigente sindical tiene su responsabilidad, su función, y responderá por las cosas que hace. Nosotros trabajamos con todos sin prejuicio", contestó ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña , ante una pregunta de LA NACION luego de la reunión de gabinete.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.