Busca ampliar el Mercosur su integración comercial con el mundo

El bloque mantiene cinco negociaciones abiertas para ampliar sus vínculos
El bloque mantiene cinco negociaciones abiertas para ampliar sus vínculos Fuente: Archivo - Crédito: Marcelo Aguilar Lopez
Alan Soria Guadalupe
(0)
25 de julio de 2018  

Con el inicio de las negociaciones con Singapur, anunciadas anteayer, el Mercosur ya participa de cinco gestiones comerciales simultáneamente, al tiempo que en los próximos meses iniciará las primeras conversaciones con Japón y Nueva Zelanda con el objetivo de incorporarlos a su menú de aliados comerciales.

Con fuerte aval del gobierno de Mauricio Macri , que apuesta a la integración comercial con el mundo, el bloque sudamericano tiene avanzadas las negociaciones para llegar a un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE), pero también tiene a sus equipos técnicos trabajando con los de Canadá, Corea del Sur, Singapur y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), integrada por Islandia, Suiza, Noruega y Liechtenstein.

Además, según señaló a LA NACION el secretario de Relaciones Internacionales de la Cancillería, Horacio Reyser, el Mercosur iniciará pronto la etapa del "diálogo exploratorio" con Japón y Nueva Zelanda. Esa misma etapa esa la que se cerró anteayer con Singapur, lo que dio vía libre al comienzo de las negociaciones para firmar un tratado de libre comercio.

Las gestiones con ese país, una de las economías más importantes del sudeste asiático, no deberían extenderse muchos años, según el Gobierno. "Tradicionalmente estas negociaciones llevan al menos dos años, que es un buen plazo, pero nosotros creemos que se puede hacer incluso en menos tiempo. Lo mismo creemos que puede pasar con Canadá", dijo Reyser.

El funcionario se mostró optimista respecto de las gestiones con la UE, que, según dijo el canciller Jorge Faurie días atrás, entraron en su etapa final. En la última reunión en Bruselas, la semana pasada, los bloques lograron acercar posiciones en los detalles más delicados del acuerdo, como las denominaciones de origen o la tasas aplicables a determinados productos, entre otras cuestiones.

"Para el acuerdo con la UE es importante aprovechar la ventana que tenemos en septiembre", dijo Reyser, en relación con la fecha prevista para que se retomen las gestiones, pausadas hasta el fin del receso de verano europeo. Ese mes será clave, pues todavía no se habrán llevado a cabo las elecciones presidenciales en Brasil, que pueden influir en el curso de las negociaciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.