Mendoza: imputaron al joven acusado de asesinar a su novia, a su suegra y a un niño de 4 años

Exequiel Alexander Ledesma Lardet podría ser condenado a prisión perpetua
Exequiel Alexander Ledesma Lardet podría ser condenado a prisión perpetua Crédito: El Sol
Pablo Mannino
(0)
24 de julio de 2018  • 23:34

El joven detenido por el triple crimen que conmociona a Mendoza fue imputado por doble femicidio y homicidio criminis causa. Se trata de Exequiel Alexander Ledesma Lardet (23), quien está acusado de asesinar a su novia, a su suegra y a un niño de 4 años.

Así lo determinó este miércoles la Justicia provincial por lo que el hombre pasará, en los próximos días, a la penitenciaría. Mientras tanto, el fiscal de Homicidios que lidera la causa, Carlos Torres, continúa con la investigación y espera los resultados de las pruebas de material genético, entre otros estudios.

El primer cargo, bajo la calificación de femicidio agravado por la relación de pareja , es por asesinar a Karen Arenas (22). La otra imputación de femicidio es por acabar con la vida de su suegra, Alejandra Silvia Ferreyra, de 48 años. En tanto, por matar al pequeño Yariel Alexis Bruno Ferreyra, hijo de su cuñada Janette, lo imputaron por homicidio criminis causa, es decir por matar para encubrir los otros dos homicidios.

Por la masacre, entonces, el presunto femicida podría recibir la pena de prisión perpetua. "El delito que se le imputa es el que tiene la pena más grave en el Código Penal argentino", confirmó el fiscal Torres, quien comentó que también aguarda la realización de las pericias psicológicas.

De esta manera se complica cada vez más la situación de Ledesma por el sangriento hecho que se produjo en la madrugada del lunes en el barrio Banderas Argentinas del departamento de Maipú.

Además, cabe destacar que se registraron una serie de contradicciones en su declaración y que se encontraron manchas hemáticas en sus zapatillas. Su familia declaró que esas manchas fueron depositadas en el calzado por el perro caniche blanco que iba y venía de la casa vecina donde hallaron a las tres personas apuñaladas y degolladas.

El trágico hecho ocurrió en los primeros minutos del lunes en la casa 18 de la manzana F del barrio. Alejandra Silvia Ferreyra era la dueña de la casa. Fue asesinada junto a Karen Ayelén Arenas, una de sus hijas, y a su pequeño nieto Yariel Alexis Bruno, hijo de Janet -hermana de la otra víctima-, que fue quien se encontró con la dramática escena al regresar al domicilio tras una salida a cenar con un grupo de amigos.

Antes de irse de su casa, la mujer dijo que el imputado se encontraba con su hermana, por lo que es una prueba más que le juega en contra a Ledesma. Sumado a eso, un vecino declaró que lo vio en el domicilio de su novia. Cuando finalmente fue detenido, el joven de 23 años rompió en llanto.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?