El expublicista que armó su negocio a partir de la fantasía de "romper todo"

The Break Club, una terapia alternativa

6:04
Video
José Del Rio
(0)
26 de julio de 2018  • 10:49

¿Quién no quiso romper todo alguna vez? El sueño se puede hacer realidad, al menos como un juego, en el emprendimiento que creó el expublicista Guido Dodero hace seis años. Se trata de The Break Club, un espacio en Belgrano donde se pueden comprar paquetes de objetos para hacer pedazos.

"La idea era hacer algo diferente y captar la gota que siempre está por rebalsar el vaso de los argentinos", comenzó Dodero, en diálogo con José Del Rio durante el programa Comunidad de Negocios, emitido por LN+. Invirtió $9000 para empezar su negocio, que tardó dos años y medio en encontrar su punto de equilibrio financiero.

En The Break Club, el participante hace una reserva, llega al lugar, se "viste" especialmente para la ocasión con un traje y guantes, elige la música con la que romperá todo y comienza la acción. Una vez terminado el momento "catártico", se puede pasar a una sala con un ambiente más relajado para terminar.

"Hay algo fisiológico que termina pasando en cualquier actividad física, que es la liberación de endorfinas. Uno termina feliz. Es un detonante muy fuerte para las emociones", opinó Dodero.

El emprendedor trabaja con la organización Qué Reciclo y con la cooperativa de recuperadores urbanos El Ceibo para conseguir la materia prima con la que opera su negocio. Los packs para romper se venden desde los $500 hasta los $1500.

El objeto preferido de los "rompedores", dijo, es el monitor. "Romper cosas está en el imaginario colectivo porque está muy presente en la cultura pop. Lo vemos en videoclips punk pero también en películas como La naranja mecánica. El monitor es donde se descarga todo esto", explicó.

¿El cliente más frecuente? "Entre el 80 y el 85% es mujer: si no viene ella, es quien hace la compra y regala. Tenemos muchos grupos de amigas y despedidas de soltera", resaltó Dodero.

Además del local en la calle Moldes, The Break Club estuvo presente en eventos privados y también creó sus locales "pop-up" para publicitarse. "Nuestra idea es expandirnos a nivel regional y luego internacional", adelantó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.