Gran Bar Danzón: un pionero siempre en boga

Crédito: Diego Spivacow
En el año de su 20° aniversario, coctelería, vinos y cocina de producto
Alicia Delgado
(0)
29 de julio de 2018  

Mucho más que bar, el neoyorkino Danzón cumple veinte años en estos días, y lo festeja con noches especiales de coctelería, vinos y cocina, protagonizados por los profesionales que siguen las huellas de los iniciadores famosos. Gran Bar Danzón fue pionero en la barra de vinos por copa, rescató los cócteles clásicos porteños en decadencia e instaló el pairing con la cocina.

La barra, con unos veinte bancos altos, fue y es un símbolo único en su especie, iluminado con estrellitas, con Matías Ceja, Ignacio Sac y otros bartenders y la creatividad de Ludovico de Biaggi. Más el sushi de Nico Barbeitos para casar con tragos clásicos y no tanto. El wine bar, a altura normal y con la vinoteca en la pared con botellas elegidas, es especial para sentarse de a dos y degustar vinos por copa con bocados o platos bien elegidos.

En la bodega oculta reposan unas 4000 botellas y 350 etiquetas, a cargo del patrón Luis Morandi, con Patricia Scheuer, ambos mentores del Gran Bar Danzón, así como del más reciente Basa. Hasta el living central, con cómodos sofaces, es bueno para beber/comer en modo relajado y en grupo. Un destino elegido por varias edades, un bunker de cemento insonorizado con música en volumen ascendente que sube con la noche, a veces demasiado, con iluminación correcta y agradable.

La entrada al Danzón es una simple puerta sin cartel que se adivina por las pizarras con las propuestas de cada noche (en estas fechas las especiales por los 20 años). El chef de gastronomía Aldo Benegas hace una carta con productos del país, no solo los regionales de moda, con toques asiáticos y mex.

Hay ostras frescas del sur con ceviche de vegetales ($254), ensalada de pulpo español con quenelle de papa y pimentón ahumado (333), langostinos sureños salteados con bacon (276), spring rolls de cerdo con salsa de mango y jalapeño (254) y el pato para empezar. Entre los principales aparecen las carnes: el ojo de bife con ensalada panzanella (482), la kafta de cordero sobre remolachas con mostaza (476), cerdo marinado en miel (422). Y también risotto con calamaretti (412) y pappardelle en manteca de crustáceos (405). Del pastelero Erwin, clásico cheese cake y lemon triffle (166), alguno de manzana y el ineludible fondant de chocolate (176). Muy ricos panes.

Puntaje: 8

Dónde: Libertad 1161, Barrio Norte

Teléfono: 4811-1108

Otros: de lunes a viernes, desde las 19; sábados, domingos y feriados, desde las 20. Tarjetas. Estacionamiento enfrente

El plato

Crédito: Diego Spivacow

Confit de pato brûlée, puré de membrillos, confitura de naranjas y quinotos ($492)

Aniversario

Jueves 2 y viernes 10 de agosto, a las 21: coctelería con Inés de los Santos y Tato Giovannoni

Wine happy hour

De 19 a 21, en la barra de vinos, 24-26 etiquetas para tasting por copas y flights de tres o cuatro vinos y bocados, con el sommelier Ignacio Sac

Barra de tragos

Cocktails clásicos rescatados de las barras porteñas tradicionales por el equipo de Matias Cejas. También, vanguardistas.

Para mejorar

¡Un ascensor!

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.