Tras el revuelo, Trump da marcha atrás y pospone la nueva cumbre con Putin para el año que viene

El republicano había invitado a Putin a la Casa Blanca en el otoño boreal Fuente: AP
26 de julio de 2018  • 08:39

WASHINGTON.- No se trata de un desplante pero casi. Luego de la reunión mano a mano en Helsinki entre el presidente de Estados Unidos , Donald Trump , y su par de Rusia , Vladimir Putin , el republicano había anunciado que tenía pensado recibir en la Casa Blanca al jefe del Kremlin en apenas meses, durante el otoño en el hemisferio norte.

Pero Trump se echó atrás. El revuelo causado por sus declaraciones en la conferencia conjunto con el mandatario ruso, cuando desmintió al servicio de inteligencia estadounidense por la injerencia rusa en las presidenciales de 2016, pesó más y lo llevó a recular.

El republicano había invitado a Putin a la Casa Blanca en el otoño boreal Fuente: AFP

Su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, indicó ayer que Trump es de la opinión que deben encontrarse cuando hayan finalizado las investigaciones sobre Rusia. Por eso se decidió que la reunión entre los dos se celebre después del 1 de enero de 2019.

"El presidente cree que la próxima reunión bilateral con el presidente Putin debería tener lugar después de que se termine la caza de brujas de Rusia, por lo que acordamos que será después del primer día del (próximo) año", indicó Bolton en un comunicado.

El republicano había invitado a Putin a la Casa Blanca en el otoño boreal Fuente: AFP

El estadounidense fue criticado por apoyar a Putin en su desvinculación con el Rusiagate: el ruso rechazó cualquier injerencia de su país en las elecciones y el republicano, ganador de la contienda en 2016, consideró el desmentido "extremadamente firme y enérgico", contradiciendo a sus propios servicios secretos.

Aunque después, a su vuelta a EE.UU., Trump dijo tener "confianza absoluta en las agencias de inteligencia" y aceptó la conclusión de la injerencia de Rusia pero insistió que no tuvieron efecto alguno en el resultado, la polémica ya estaba instalada.

Un investigador especial analiza la supuesta injerencia rusa en las elecciones y evalúa si hubo acuerdos secretos entre la campaña de Trump y Moscú. Trump describió varias veces estas investigaciones como "caza de brujas".

El republicano había invitado a Putin a la Casa Blanca en el otoño boreal Fuente: AFP

Agencias Reuters, DPA y AP