Cañuelas: "Queremos saber por qué murió", dijo la esposa de un paciente atendido por uno de los médicos investigados

Juana Bouchet y Lidia Martínez, familiares de Nelson, muerto en el hospital de Cañuelas
Juana Bouchet y Lidia Martínez, familiares de Nelson, muerto en el hospital de Cañuelas Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Leonardo Scannone
(0)
26 de julio de 2018  • 13:19

En diciembre del año pasado, Nelson Sánchez, de 29 años, ingresó a la guardia del hospital Ángel Marzetti, de la ciudad de Cañuelas con un malestar estomacal. Estaba acompañado de su mujer, Lidia Martínez, de 29 años. Lo medicaron y lo enviaron de vuelta a su casa.

"El viernes volvimos y lo atendió el jefe de la guardia, el doctor Hernán Carpio. Él lo hizo ingresar, y le diagnosticó gastroenteritis", detalló Martínez. Después volvió a su casa con un gran cocktail de medicamentos en el bolsillo.

Al día siguiente volvieron porque Nelson tenía un dolor "estomacal insoportable". Allí lo atendió el doctor René Alves, uno de los cuatro médicos que fue apartado y es investigado por no presentar todos los papeles correspondientes, tras la pesquisa interna que requirió el hospital cuando salió a la luz que dos médicos de origen brasileño habrían falsificado su identidad para ejercer la medicina en el hospital. La investigación la lleva a cabo la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio (UFIJ) N° 1 y N° 2 de Cañuelas.

"El sábado lo atendió René Alves y le hizo un análisis. Le diagnosticó neumonía y lo medicó con antibióticos fuertes. Él estaba sin comer y lo mandó para casa. Ese mismo día empezó a vomitar sangre", detalló Martínez.

Fueron directo al hospital. Allí lo internaron. "Lo traje de vuelta e ingresó en observación y le pusieron un suero. Quedó ahí y, a las 10 de la mañana Alves, los vio y me preguntó por qué había vuelto. Y me dijo si tenía todo lo que él le había recetado. Se dio media y se fue y no volvió más", narró Martínez. Y agregó: "Al poco tiempo se le pusieron las uñas violetas, el enfermero le dio dos inyecciones y empezó a vomitar una catarata de sangre y ahí murió. Al rato apareció Carpio y nos dijo que vayamos a hacer el duelo porque se había muerto de tuberculosis".

Denuncia judicial

La familia de Sánchez hizo la denuncia en la UFI N° 1 de Cañuelas, y desde ese día todavía no saben qué pasó y por qué murió. "Lo mataron, es una vergüenza esto. Si tenía tuberculosis, ¿por qué lo mandaron a la casa? Queremos saber por qué murió", dijo Martínez, acompañada por la madre de Nelson, Juana Bouchet, en la puerta del hospital.

Bouchet además contó que a una de sus nietas en marzo pasado fue atendida por Felipe Nori Haggis Lacerda que se hacía pasar por Joao dos Santos neto. La nieta ingresó a la guardia con un cuadro de tos severa. "Nori la atendió, le mandó a hacer una placa, pero dijo que no tenía nada. Al rato cuando nos la entregaron, el médico ya se había ido por el cambio de turno. Nos atendió una doctora y nos preguntó por qué le mandó a hacer una placa. Y ella la analizó y detectó que tenía bronquitis", dijo Bouchet. Y agregó: "Dicen cualquier cosa. No hay control acá. Es un desastre".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.