Suscriptor digital

Del televisor de tubo al oled, una historia tecnológica de la tv

Píxeles autónomos, contraste infinito y pantallas ultra delgadas son los últimos hitos de una evolución en televisores que ya lleva más de 90 años

(0)
27 de julio de 2018  • 00:01

Desde que el inventor estadounidense Philo Taylor Farnsworth presentó en 1927 una tecnología que descomponía una imagen en 60 líneas de luz para luego transmitirla como electrones y recomponerla en un televisor hasta las pantallas OLED con definición UHD 4K muchos son los hitos que han marcado la evolución del aparato que ocupa un lugar privilegiado en todos los hogares y que tanto nos fascina.

Con el desarrollo del primer tubo de vacío, Farnsworth dio origen a la era de la televisión electrónica, que enseguida se nutriría de otras importantes innovaciones. El color, por ejemplo, llegó en la década del 60, el control remoto a mediados de los 80 y la pantalla plana a fines de los 90. Los avances tecnológicos se hicieron cada vez más frecuentes: los televisores con tubo le dejaron su lugar al Plasma y este enseguida sucumbió ante el LCD al comenzar el nuevo milenio. Pero lejos de ralentizarse, la evolución en las dos últimas décadas fue más notable aún, especialmente en conectividad y calidad de imagen, al punto de transformar para siempre la experiencia de ver televisión.

En 2005 llegó la TV de alta definición con los 720 píxeles de resolución, dos años más tarde el Full HD con sus 1080 pixeles y en 2009 la primera TV LED. Pero es a finales de 2010 que entran en acción los Smart TV y la televisión cambia definitivamente. Y es que esta tecnología no solo revolucionó totalmente la forma en que vemos televisión, sino que transformó por completo la industria misma de los contenidos para TV.

OLED: la última revolución de la pantalla

Con la aparición en 2011 de las TV 4K, las pantallas comenzaron a ser las protagonistas de la revolución tecnológica más reciente en televisores. Los 2160 píxeles entregados por estos dispositivos, también llamados Ultra HD (UHD), llevaron la calidad de imagen casi al límite de la definición que puede percibir el ojo humano.

Y como si esto no fuera suficiente, en la actualidad empezamos a disfrutar de la tecnología OLED, que se viene a complementar perfectamente con la definición UHD 4K para fundar un nuevo paradigma en televisores. Las nuevas pantallas tienen lo que se conoce como "iluminación orgánica", es decir píxeles capaces de encenderse y apagarse de manera independiente (sin necesidad de paneles LED), lo que permite la reproducción de negros absolutos, con infinito contraste entre luces y sombras, y colores muchos más brillantes. Pero además, a los tres colores verde rojo y azul (RGB) de la tecnología anterior, los OLED suman un cuarto color, el blanco, expandiendo la escala cromática un 30%. Gracias a esta tecnología es posible afirmar que estos nuevos televisores ofrecen por primera vez en la historia colores perfectos. Imágenes sin ningún tipo de distorsiones desde cualquier ángulo, una nitidez y profundidad nunca antes vista debido a la tecnología HDR, que otorga un mayor rango dinámico de los colores. Además, es considerablemente más rapida que los televisores LED, pantallas ultra delgadas y ahorro de energía componen el combo de ventajas de estos nuevos televisores OLED.

Paralelamente a esta notable evolución tecnológica, la forma en que consumimos televisión también ha ido variando a través de los años, sobre todo a partir de las Smart TV. Lejos han quedado los tiempos en que esperábamos un día de la semana para sentarnos a ver nuestro programa favorito. Hoy día manda la cultura del on demand y el streaming. Pero a pesar de ello, la televisión no ha perdido popularidad entre las generaciones mayores. Según un estudio de LG Electronics Argentina a nivel mundial, el 90% de las personas mayores de 65 años consumen contenidos televisivos. Y en Argentina, el segmento qué más dedica tiempo a la televisión es el de los adultos mayores a 50 años, que miran contenidos durante 3,3 horas cada día. Que este tipo de usuarios hayan podido adaptarse a cada innovación y continuar disfrutando del contenido se debe al compromiso con la inclusión y la accesibilidad de compañías como LG, que desarrollan sistemas de visualización y control muy amigables para generaciones que quizá poseen un grado de digitalización menor.

Modelos disponibles en la Argentina

Si antes la última tecnología en televisores tardaba mucho tiempo en llegar a la Argentina (pensemos que recién se pudo ver en colores en 1978), hoy esa brecha prácticamente no existe. La tecnología OLED con resolución UHD 4K ya está disponible en nuestro país a través de los modelos Smart TV LG B7P 4K de 55" y Smart TV LG B7P 4K de 65". Los OLED de LG utilizan un panel de avanzada con 33 millones de sub-píxeles autónomos y una relación que genera el revolucionario "contraste infinito". Y todo en una pantalla ultra delgada que no supera los 6 mm de espesor. Para ver las cosas tal cual son.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?