De Bahía Blanca a Japón, la diseñadora que llega a todas partes con sus estampas

Florencia Burgos, diseñadora de Santa Madre Crédito: Gentileza Andrés Gonzalo
28 de julio de 2018  

El collage de tendencia es la técnica adoptada por la diseñadora Florencia Burgos que desde su Bahía Blanca natal, presenta sus diseños en Santa Madre, su firma de indumentaria. Son prendas unisex que crea a partir de estampas. Llega desde el interior de la provincia de Buenos Aires sin inconveniente, "desde cualquier lugar se puede contactar con las principales capitales de la moda. Internet y las redes sociales acortan distancias o la distancia ya no es una barrera; de hecho, lo mío ya llega a Japón, por ejemplo", dice respecto del alcance de su propuesta. Sus colecciones son acotadas, exclusivas, no trabaja por temporadas y junto a un grupo de colaboradores intenta construir una alternativa sustentable.

-¿Por qué decís que tu marca es un proyecto?

-Porque trabajamos para alcanzar un ideal. Queremos ser una firma sustentable. No apuntamos a lo masivo, ni aspiramos a ser una marca grande. Buscamos un camino hacia la sustentabilidad.

-¿Cómo?

-Por empezar, usamos mucho algodón orgánico, hacemos poca cantidad de prendas. Es un comienzo, sabemos que falta mucho. En este momento poder usar géneros 100% naturales es muy difícil, porque tienen un costo mucho mayor al que podemos alcanzar; además, no hay variedad y no se consiguen fácilmente. Pero lo pretendemos, estamos en camino.

-Apuntás a un público reducido.

-Sí, sabemos que es un público pequeño, pero cuando usa nuestra ropa se siente diferente y valora nuestra preocupación por la sustentabilidad. Desde siempre, nos inspiran las personas que buscan diferenciarse, que arman su propio estilo, que no siguen reglas. Y nada mejor que un trabajo hecho a mano, con estampas propias que no se repiten.

-¿Cómo producís una colección completa a partir de un collage?

-La estampa es el ADN de la marca. Todo empezó cuando fui a un taller de collage en papel y me encantó la técnica y lo que podía lograr con ella. Quería tener un estampado propio y esta técnica me permitió esa posibilidad. Una vez que está listo el collage, el diseño gráfico nos permite armar las estampas que resultan de espejar los motivos. Los prints siguen una línea geométrica que ya nos caracteriza. Nuestras colecciones no son por temporadas sino por collage, hacemos dos al año. Son diseños únicos y hacemos pocas prendas de cada modelo.

Diseños genderless de Santa Madre, la firma de Florencia Burgos Crédito: Gentileza Andrés Gonzalo

-¿Cómo son las prendas?

-Cómodas, amplias, oversized y unisex. Tenemos algún conjunto que puede ser un poco más femenino, como un pantalón ancho que se usa con un remerón corto tipo cropped, aunque algunos chicos también lo usan. Nuestra propuesta son casi todas de las partes superiores: de remeras, remerones, vestidos, camisas, buzos a camperas; hay pantalones y calzas pero en menor cantidad.

-Hoy las mujeres se animan al genderless.

-Cada vez más. No es por querer igualarse al hombre, no tenemos por qué ser como ellos, sino que más bien se es o se tiene personalidad independientemente del género; por eso, las mujeres se visten según su personalidad no por su género; el genderless está de moda y está bueno. Además, mujer, hombre o quien sea necesitan verter y sentirse cómodos y diferenciarse. Y nuestra propuesta lo permite.

-¿De qué tratan tus estampas?

-En la última colección, surgió la idea de armar un motivo escocés, la tendencia de invierno. Lo trabajamos con el diseñador gráfico y logramos un estampado escocés propio en rojo, bordó, rosa, gris, negro, blanco y verde militar muy original. La estampa es lo que da vida a la colección.

Santa Madre ofrece piezas oversized y atemporales Crédito: Gentileza Andrés Gonzalo

-¿Siempre de inspiración geométrica?

-Sí, los motivos surgen a partir de viajes, de la fotografía y resultado de una investigación. Me gustan mucho algunos diseñadores rusos, que no son muy conocidos acá y que me inspiran; los conocí en mis viajes.

En este momento es difícil usar géneros 100% naturales porque su costo es muy alto; además no hay variedad ni se consiguen fácil; pero los pretendemos. Estamos en el camino de la sustentabilidad

-¿Quiénes?

-Gosha Rubchinskiy es uno de los principales exponentes rusos en diseño de indumentaria. Se caracteriza por su estilo postsoviético, de siluetas atemporales, estampados vibrantes y detalles originales. Me interesa su estética deportiva, al igual que la de Han Kjøbenhavn, de origen danés. O también Marcelo Burlon con sus prints sporty. Algunos son más minimalistas pero con algunos puntos en común como las líneas simples, la impronta deportiva y el oversized que permiten poner en valor la estampa. Y del ámbito local, Kostüme por su originalidad, su morfología y su propuesta unisex.

-Trabajás en equipo.

-Somos un grupo colaborativo, formado por Bruno Pertusio, mi pareja y socio desde 2006; Andrés Gonzalo, que se ocupa de toda la fotografía de campañas, lookbooks y producciones; Leonardo López, el diseñador gráfico, pieza clave para hacer de mis collages la estampa de las prendas; y Lorena Fernández, que se ocupa del make-up para producciones.

-¿Cómo es diseñar desde Bahía Blanca?

-Bahía Blanca es una ciudad chica y porque quizás la gente acá no se anima a tanto. No es sencillo diseñar desde el interior. Estudié diseño de indumentaria en el Instituto de Artes Aplicadas e hice varios cursos en la Universidad de Palermo. El haber armado un equipo fue fundamental. Hoy la distancia se acorta por internet y las redes y prácticamente podés llegar con una propuesta de diseño a cualquier lado. Las redes sociales ayudan y mucho; hacen que te resulte más fácil que te conozcan desde otros lados. Nosotros vendemos acá y a todo el mundo a través de Colección Zero, https://www.coleccionzero.com/santamadre/. Además, de nuestra marca, también nos dedicamos a realizar producto terminado para otras marcas.

-¿Cómo es esa experiencia?

-Producimos para una marca de ropa de Bahía Blanca y eso nos dio la posibilidad de seguir dentro del rubro textil y hasta financiarnos. Es un producto más industrializado, pero que también nos permitió adquirir experiencia y aprender más.

-¿Pensaste en probar suerte a Buenos Aires?

-Muchas veces me estuve por irme para la Capital Federal porque naturalmente uno piensa que es donde vas a tener más posibilidades. Pero me quedé y preferí luchar y llevar adelante un proyecto de diseño desde el interior, este es mi lugar y está bueno crear desde tu lugar. Y poder hacer lo que te gusta desde el lugar donde vivís es un privilegio. Estoy superagradecida. Mi consejo para otros diseñadores que estén en el interior del país es que hay que intentarlo, ponerle ganas y no rendirse.

Florencia Burgos diseña en Bahía Blanca y llega online a todo el mundo Crédito: Gentileza Andrés Gonzalo

-¿Proyectos?

-Nos gustaría estar en TRImarchi, en noviembre en Mar del Plata, un evento de diseño importante y superinteresante para poder mostrar lo que hacemos en un ambiente diferente pero relacionado con la creatividad gráfica y sobre todo para generar nuevos contactos y colegas.

TEMAS EN ESTA NOTA