El Gobierno prometió a las provincias que en 2019 recibirán más fondos que este año

Mariano Obarrio
(0)
26 de julio de 2018  • 19:22

Luego de terminar la primera ronda de reuniones, el gobierno de Mauricio Macri garantizó a las provincias que el ajuste para lograr un déficit fiscal del 1,3% del PBI en 2019 no impedirá que el año próximo todas reciban más fondos que en 2018. Además, anticipó que el recorte de $100.000 millones se repartirá, entre ellas, en un esfuerzo similar al índice de la coparticipación federal.

Según confiaron a LA NACION altas fuentes de la Casa Rosada, la distribución de recursos a las provincias podría crecer en términos reales (por encima de la inflación) entre un 6% y un 9%. Ello surgirá del aumento del 3% de la coparticipación que antes retenía la Anses, el aumento de la coparticipación del 6% y el préstamo del Fondo Sojero del 3 por ciento.

El ministro del InterIor, Rogelio Frigerio , señaló que "pese al esfuerzo que les pedimos, en 2019 las provincias tendrán más recursos que este año". Agregó que "ninguna provincia, independientemente del esfuerzo que les estamos pidiendo, va a recibir menos recursos en términos reales que en 2018" y subrayó que "tendrán más fondos que este año".

El Gobierno recibió hoy a cuatro distritos. Los secretarios de Provincias, Alejandro Caldarelli, y de Hacienda, Rodrigo Pena, y el subsecretario de Relación con las Provincias, Paulino Caballero, se reunieron por separado con los ministros de Hacienda de Catamarca, La Rioja, San Luis y Río Negro. De ese modo, la semana próxima comenzará la segunda ronda de encuentros con ministros provinciales, que harán sus propuestas de recortes fiscales para alcanzar la meta del déficit de 1,3% del PBI, según lo acordado con el Fondo Monetario Internacional hace un mes.

En el Gobierno confirmaron a LA NACION que ya está acordado con las provincias de Buenos Aires y con la Ciudad de Buenos Aires el traspaso de las empresas de distribución eléctrica Edenor y Edesur al área metropolitana. Si bien estos dos distritos no tendrán más gastos en subsidios, porque ambas ya no reciben esa ayuda, sí tendrán la responsabilidad de aumentar las tarifas de luz.

También se les traspasará el gasto de la tarifa social de agua que está en manos de Aysa, aunque no se transferirá por ahora la empresa. Además, el gobierno nacional retendrá el manejo del presupuesto para las obras de cloacas y agua potable. Tal como se acordó hace dos semanas, la Nacion tendrá que recortar $200.000 millones de pesos para llegar a la meta, en tanto que las provincias deberán ajustar $100.000 millones. El esfuerzo de las provincias se dividirá por un índice similar al de coparticipación federal.

También se supo que la Nación le transferirá a las provincias, según acuerdos individuales y más de 30 puntos, otros gastos del presupuesto nacional.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.