Para la Argentina, un impacto de alcance todavía incierto

Los analistas destacan la estabilidad que la tregua daría a los mercados y a los precios de materias primas
Los analistas destacan la estabilidad que la tregua daría a los mercados y a los precios de materias primas Fuente: Archivo
Andrés Carrizosa
(0)
27 de julio de 2018  

La incertidumbre comercial desatada por los aranceles que aplicó Donald Trump tuvo un momentáneo alivio tras la tregua acordada con la Unión Europea (UE). El presidente norteamericano indicó que el bloque aumentará "inmediatamente" las compras de soja estadounidense y que trabajarán juntos hacia el objetivo de cero aranceles.

Para la Argentina, que fue eximida por Estados Unidos de los aumentos arancelarios al acero y al aluminio, la noticia tiene, hasta el momento, un impacto moderado, de acuerdo con el desarrollo de las conversaciones.

Alejandro Wagner, director de Comercio Internacional de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (Aaici), señaló que el acercamiento entre Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, es una buena noticia. "Con un menor crecimiento global derivado de la guerra comercial, los precios de las materias primas tenderían a bajar, lo que aumentaría el riesgo. Todo se haría más complicado para las economías emergentes, como la nuestra".

Shunko Rojas, subsecretario de Comercio Internacional, coincidió y dijo que el acercamiento entre Estados Unidos y la UE es bueno, al brindar "más estabilidad en los mercados".

En cuanto a la negociación Mercosur-UE, añadió Wagner, este acercamiento en principio no tiene ninguna influencia. "Uno podría pensar que ante una eventual guerra comercial la UE estaría más interesada en nuevos acuerdos, pero son ligas distintas", indicó.

Sin embargo, Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI, expresó que la UE tenía interés en el Mercosur por varios motivos. Uno de ellos, diferenciarse del proteccionismo norteamericano. "Si empiezan a acercarse las posiciones entre Estados Unidos y la UE, puede debilitarse el interés en un acuerdo con el Mercosur", advirtió. Pero converge en que el anuncio "es una buena señal en lo macro, ya que desdramatiza bastante la situación del comercio internacional y puede evitar que haya proyectos de muchas empresas globales que empiecen a diferirse por temor a una guerra comercial".

Además, podría ser una oportunidad. "Si Estados Unidos intensificara su relación comercial con Europa en cuanto a bienes agrícolas, podría despejarnos el mercado asiático, ya que China es el principal comprador de soja del mundo", dijo Elizondo.

A su vez, el especialista cree que el objetivo de Estados Unidos es el de colocar soja en Europa, y eso podría afectar al país. "A pesar de que la Argentina no vende tanta soja en Europa, sí vende productos derivados de la soja, como pellets o aceites, así que ahí podemos tener un fuerte competidor", concluye.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.