Dicen que esta Fórmula 1 es aburrida... ¿Aburrida?

Xavier Prieto Astigarraga
(0)
27 de julio de 2018  • 10:12

"Ya no veo Fórmula 1 porque está aburrida...".

Varios exaficionados arguyen eso. Disfrutaban la era de Prost y Senna, se cansaron del monopolio Schumacher y creen que aún pasa lo mismo con otros nombres, que es una monomarca...

Pues, bienvenidos a la Fórmula 1 divertida de Hamilton y Vettel, de Mercedes y Ferrari, de Liberty Media. La base de todo es la paridad de coches y pilotos, sí, pero hay más. Echemos un vistazo a lo bueno que ofrece un Mundial revitalizado, desde la mera perspectiva de un televidente.

. Vettel-Hamilton: una rivalidad que, por lauros y durabilidad, no está lejos de aquella de Prost y Senna, aunque más amable -y por ende, menos picante y atrayente- que la del francés y el brasileño. A los treinta y pocos, tiene cuatro títulos de campeón cada uno. Si nadie se interpone, peligra el récord de siete de Schumi.

. Verstappen: espectáculo y controversia en un envase de 20 años. Entre sobrepasos por fuera e imprudencias, el chico se encarga del alto voltaje en la pista.

. La lucha del medio: hace un tiempo la organización entendió que si adelante no pasa nada y la acción está en el pelotón del medio, pues hay que mostrarlo. Y Hülkenberg, Sainz, Pérez, Ocon, Grosjean, Magnussen y otros suelen ir rueda a rueda en un grupo parejo, que cambia de dominador según el autódromo y el momento de cada carrera.

. Alonso: casi siempre llega mucho más adelante que donde larga. El McLaren-Renault es discreto y él, con inteligencia, talento y experiencia, se las arregla para terminar con puntos. Si tuviera un auto de vanguardia...

. El DRS: tan entretenido e injusto como una definición por penales en fútbol. Artificial, pero útil para ver más sobrepasos.

. Datos: la muestra constante de tiempos, compuestos de gomas y demás en la pantalla del televisor permite hacer proyecciones, pronosticar estrategias y "ver" lo que la cámara no está enfocando. Hoy, carrerones del pasado, sin esa infirmación, pueden resultarnos desabridos de a ratos.

. Calidez: de la categoría "hipertecnológica y fría" se pasó a una en que los pilotos hablan al público ni bien salen del coche y se permiten más contacto con los hinchas. Hamilton se abalanzó a la multitud largo rato después de ganar en Silverstone 2017; Alonso abandonó en Canadá de ese año pero en seguida incursionó en una tribuna, regaló guantes y se permitió fotos con los espectadores. Baños de popularidad que humanizan a las celebridades.

Dicen que esta Fórmula 1 es aburrida. ¿Aburrida? Será porque no ven a Ferrari... Ni a Mercedes, ni a Red Bull, ni a...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?