Ricardo Darín y Mercedes Morán sentaron posiciones sobre el aborto, la grieta y el feminismo

Los protagonistas de El amor menos pensado dieron una conferencia de prensa Crédito: Gerardo Viercovich
26 de julio de 2018  • 23:46

Son dos de los actores más reconocidos por la crítica y el público. Por eso, a pesar de que se encuentran en plena rueda de prensa para publicitar la nueva película que protagonizan juntos, El amor menos pensado, Ricardo Darín y Mercedes Morán fueron consultados acerca de los temas que atraviesan a la sociedad: la situación económica, la grieta, el machismo, el feminismo y el aborto .

"Me siendo muy interpretada por este movimiento que está surgiendo con tanta fuerza y que por ahora no tiene forma de partido, es horizontal, sin jerarquías, por lo cual es bastante amplio e intenso, y estoy segura que esto nos va a llevar a construir una sociedad más feliz para los hombres y para las mujeres. Estoy muy consustanciada con este colectivo de mujeres que está luchando por la igualdad de derechos, por terminar con la violencia de género, por el aborto legal", explicó Morán, en relación al colectivo Actrices Argentinas del que forma parte y que, motorizado entre otras por Dolores Fonzi, Verónica Llinás y Jazmín Stuart, se convirtió en una de las caras visibles que apoyan la aprobación de la ley que que ya cuenta con media sanción.

El elenco demostró complicidad en la presentación del film de Juan Vera Crédito: Gerardo Viercovich

"Creo que es un asunto de salud pública y conlleva a un tema importante que es separar a la iglesia del Estado", siguió la actriz, en diálogo con Nelson Castro, en TN. Con respecto al debate en el Congreso, indicó: "Estamos, para bien o para mal, siendo contemporáneos de este debate, escuchando a veces cosas fantásticas que a mí me hacen pensar que estamos viviendo en una sociedad que está madurando, y escuchando, también, cosas tremendas, como las que se escucharon ayer de este doctor (Abel) Albino, que son lamentables. Es lamentable que cosas de la salud pública o de la cultura estén en manos de personas que atrasan tanto".

Sin embargo, festejó que el debate exista. "Está bueno poder escuchar. Yo hacía mucho tiempo que no me interesaba por los debates en el Congreso y está bien escuchar todas las voces, saber a quién votamos, a quiénes no votamos, quiénes nos representan, cómo lo hacen", indicó Morán.

El elenco demostró complicidad en la presentación del film de Juan Vera Crédito: Gerardo Viercovich

Darín, en tanto consideró: "El machismo no es una cuestión de tipos, solamente, es un tema cultural, que en su principio es muy difícil de detectar en dónde arranca. Como decía Mercedes recién, estamos siendo contemporáneos a una revolución. Una revolución esperada, lógica, justa de reubicación y de recuperación de un posicionamiento de la mujer en la sociedad. La mujer ha sido relegada, humillada, atropellada, ninguneada, utilizada, asesinada, golpeada, y sigue siéndolo". Además, apuntó que "para algunos esta revolución puede sonar un poco agresiva", pero que "no podía ser de otra forma".

"La acumulación de dolor, de injusticia y de humillaciones indica que necesariamente la reacción a eso tenga que tener como propósito ir a todo lo contrario. Probablemente, nos espera una época en la que todo encuentre un cauce un poco más razonable", deseó el actor.

Con respecto a la legalización del aborto, expresó: "He salido absolutamente de lo que se puede llegar a considerar una consideración personal. Esto es un problema de salud pública. Todas las demás consideraciones, son egoístas porque atienden a conceptos religiosos, a cuestiones personales o cómo te parás frente al tema. La realidad es lo que ocurre, y lo que ocurre es que una gran cantidad de mujeres hoy en día en nuestro país acuden a la clandestinidad porque no tienen la contención del Estado. Necesariamente se tiene que producir una modificación abrupta en ese sentido".

Luego llegó el momento de que ambos dieran su opinión sobre la situación que atraviesa el país. "Soy sensible a lo que pasa. Lo vivo con preocupación, con tristeza. Espero que no nos acostumbremos a ver tanta gente en la calle durmiendo y viviendo. Que podamos volver otra vez a pensar en términos más solidarios, más sensibles. Creer que la cultura es importante y es la mejor inversión que podemos hacer", deseó Morán.

Su compañero, en tanto, indicó que lo que más le preocupa es que en la Argentina todo parece ser cíclico. "Volver a caer y a pasar por los mismos lugares. Todo indicaría que nunca terminamos de aprender", dijo. Además, al igual que Morán, condenó los recortes en las áreas de Cultura y Educación: "Es muy triste porque es muy fácil hacer un pronóstico en ese sentido".

Con respecto a las personas en situación de calle, expresó: " El frío que hace y con las inclemencias del tiempo, ya directamente lo convierten en una especie de tragedia. Me parece que hay que operar en función de eso; dejar de considerarnos solidarios solamente y ponerse a trabajar. Yo creo que lo que tenemos que hacer en la Argentina es trabajar. Redoblar con trabajo como hicieron los japoneses".

Luego, el actor negó que las diferencias partidarias e ideológicas entre los actores dificulten el trabajo. "Para nada. Eso no ocurre con la gente de buena fe, la gente inteligente, que ama lo que hace y que quiere que el país salga adelante", sentenció.

Trailer de El amor menos pensado - Fuente: Youtube

02:33

Morán fue más allá al expresar que la grieta es "una construcción". La actriz consideró que el colectivo de actores siempre se ha nutrido de las diferencias. "La grieta no existe ni existió. Este es un país en el que se siguen pagando precios altos por manifestarse. Nosotros trabajamos con nuestro instrumento, con nuestra credibilidad. Yo hago uso de mi libertad, más allá del precio que deba pagar, de decir lo que pienso. Me parece, además, una antigüedad, como en la época en la que yo era muy chica y los cantantes que yo admiraba no podían decir si tenían novia. Es contradictorio cómo mucha gente que habla de la modernidad en el primer mundo atrasa tanto", afirmó en relación a las críticas que reciben muchos actores por haber explicitado su posición política.

Para Darín, ese juicio que pesa sobre los actores de acuerdo a su ideología "cuesta encontrarlo en otros países". Al respecto, consideró que "la gente no puede ser juzgada por sus posiciones ideológicas o políticas".

"A mí me podés juzgar por mi trabajo, y eso es lo que espero. Hay un fogoneo mediático con eso de las grietas, de las distintas grietas. Me parece que la manera de luchar contra las grietas es desestimarlas un poco, bajarles un poco los decibeles. Hablemos de cómo funcionamos como individuos dentro de la comunidad. Fijémonos qué capacidad tenemos de escuchar al otro. Escuchar al otro y no a nosotros dando un discurso repetido. No es tan difícil descular de qué manera se podría desarticular. El tema es la voluntad de hacerlo", aconsejó el protagonista de El secreto de tus ojos.

Los protagonistas de El amor menos pensado conversaron largamente sobre temas de actualidad Fuente: Archivo

Morán estuvo de acuerdo y volvió a poner al colectivo de actrices como ejemplo. "Con el movimiento de las mujeres quedó claro que no hay ninguna grieta. Que el pensar diferente no te transforma en enemigo de nadie. De verdad creo que lo de la grieta debe estar siendo funcional a alguien para que sigan fogoneando con eso", aseguró.

Para el final de la entrevista, Darín volvió a referirse a las acusaciones de destrato que realizó Valeria Bertuccelli en su contra. "Les pido que dejen a Mercedes afuera de este tema", pidió primero, antes de explayarse sobre el tema. "Lo viví muy mal. Toda vez que un ser humano se ve en una situación de 'escrache', que no es exactamente una denuncia, lo vive mal. Pero ahora estoy mejor y esperando que el tiempo ponga las cosas en su lugar, cosa en la que confío. Confío en que en algún momento sepamos qué ocurrió, por qué y para qué ocurrió lo que ocurrió", afirmó.