Aportes truchos, un problema sistémico electoral

Hugo Alconada Mon
Hugo Alconada Mon LA NACION

La columna de Hugo Alconada Mon

14:10
Video
(0)
26 de julio de 2018  • 23:24

A continuación, los principales conceptos:

  • Hoy tenemos una visión macro en torno al problema de los aportes truchos en la campaña de Cambiemos. Cuando uno tiene una suerte de epidemia tiene que ir reconstruyendo cómo fue esa epidemia para generar al primero que se contagió: en esta historia tenemos múltiples distritos en donde se fueron repitiendo las irregularidades.
  • Como un ejemplo puntual, en 2015 solo Cambiemos blanqueó y oficializó ante la Justicia electoral que ellos gastaron 160 millones de pesos, con lo cual, toda la discusión que puede haber sobre la calidad de los aportantes es sobre ese total. El problema es que cuando hablás en serio, lo que te dicen es que el número real es muchísimo más grande. En el cálculo que tenemos, por lo menos preliminar, es que solo en 2015 y solo Cambiemos, el número global eran 1500 millones de pesos.
  • Esto es solo Cambiemos, además está todo lo que fue de Scioli y de Massa . Acá estamos hablando de un problema sistémico: los tres candidatos tuvieron un problema con la pequeña parte que tuvieron en blanco.
  • En el caso de Scioli, uno de los casos muy puntuales es que presentaron a 212 aportantes que los propios auditores de la Justicia electoral dijeron que no tenían consistencia. Lo que hizo el equipo de Scioli fue llevarse el listado y entregar uno nuevo, íntegro por el mismo monto, diciendo que se equivocaron de nombres. ¿Cómo te equivocaste los 212 nombres?
  • En el caso de Massa también se hizo un relevamiento y se detectó que hubo una enorme cantidad de empleados del municipio de Tigre y que además se llevaba una enorme cantidad, no solo de empleados públicos sino también de monotributistas, sin consistencia. No es que estemos tratando de descargar responsabilidades sobre el equipo gobernante específicamente. Es más relevante porque es el Gobierno, es el poder.
  • Quiero dar dos puntos: María Fernanda Inza es la contadora general de la provincia. Duró en ese cargo cinco días ya que tuvo que renunciar porque era la responsable máxima de las irregularidades ocurridas en 2017. El error que le adjudican es no haber llamado para avisarles a quienes iban a figurar como aportantes que figuraban como aportantes, no de que pusiera dinero correcto.
  • Jaime Durán Barba, el único motivo por lo que lo señalamos aquí es para dar ejemplo entre esta dicotomía que tenemos en dinero blanco y el dinero negro. Este hombre es, hace como mínimo diez años, uno de los estrategas electorales de Mauricio Macri y Cambiemos nunca blanqueó cuánto se le paga. En teoría no cobra y 50 mil dólares por mes es el número que te dicen que en realidad gana. El punto es que ni siquiera están blanqueando lo que cobran sus estrategas electorales.
  • Primero, estamos hablando de un problema sistémico electoral y segundo es que hay que sincerar una fortuna, la pregunta es: ¿están dispuestos a blanquearla?

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios