Gas, luz y agua: las claves para estimar el consumo y evitar abultadas facturas

Existen apps y servicios online que permiten monitorear cuánto gasta cada artefacto en el hogar; qué planifican las distribuidoras en el mercado local
Existen apps y servicios online que permiten monitorear cuánto gasta cada artefacto en el hogar; qué planifican las distribuidoras en el mercado local Crédito: Shutterstock
Eleonora Cole
(0)
27 de julio de 2018  • 15:24

En tiempos en que la economía familiar requiere de una ingeniería cada vez más precisa, conocer cuánto se consume es fundamental.

La pregunta "¿Cuánto cuesta'" aparece siempre antes de adherirnos a un servicio de cable, de celular o de tomar cualquier decisión de compra, para planificar las cuentas del mes y evitar sorpresas. Sin embargo, no ocurre lo mismo con los servicios básicos de gas, luz y agua. Ahí, hoy estamos consumiendo a ciegas.

En estos últimos años la decisión del Gobierno de aplicar ajustes en las tarifas de los servicios públicos con el objetivo de recomponer la matriz energética argentina nos topó con una nueva realidad, y las facturas llegan cada vez más abultadas.

En este contexto, un problema que enfrentan los consumidores es la falta de previsibilidad a la hora de consumir los servicios básicos. En líneas generales, no sabemos con anticipación cuánto estamos gastando para calefaccionar nuestra casa en invierno, cuánta electricidad consumen nuestros electrodomésticos o cuánto gas se va en la llama del piloto del calefón, y consecuentemente no podemos prever el monto final de la factura.

Desde el Centro de Estudios de la Regulación Económica de los Servicios Públicos (CERES) de la Universidad de Belgrano (UB) proponen un sistema a través del cual cada usuario pueda ingresar a un sitio web y simular online cual será el consumo. Aseguran que es técnicamente posible.

Crédito: Shutterstock

"La gente podría estimar cuánto le va a llegar en su factura. Se trata de un aplicativo que funciona como un simulador, con diseño accesible", afirma Andrés Di Pelino, vocero del CERES. "Con esos datos no solo estimarías cuánto te va a llegar en la factura, sino que también podrías plantear diferentes escenarios para tomar mejores decisiones", asegura el economista.

Desde la UB recomendaron este aplicativo a las autoridades del Ministerio de Energía, en el marco de las audiencias públicas de electricidad y gas. Pero aún no tuvieron respuesta.

Algunas empresas como Camuzzi ya desarrollaron un simulador que se puede ver en su propio sitio web para que los usuarios puedan estimar su consumo a partir de diferentes variables que ingresen en el sistema y de las características de los artefactos que tengan instalado en el hogar. La empresa permite al usuario ingresar si utiliza calefón, hornallas, estufas, termotanque, horno y/o pileta calefaccionada, y así estimar el uso que se le dio a cada uno de ellos en el último tiempo.

Desde Edenor y Edesur, en tanto, confirmaron a LA NACION que hoy los clientes no pueden saber lo que esta consumiendo. Sin embargo, ambas empresas están realizando una prueba piloto de redes y medidores inteligentes. La experiencia involucra en una primera etapa 120 clientes de la categoría residencial para Edenor y 10.000 para Edesur, y emplea medidores inteligentes que miden, recolectan y analizan el uso de energía.

A través de esta herramienta, las empresas podrán tener la información de cuánto consume cada usuario y brindar a sus clientes instrumentos que los ayuden a incorporar hábitos de uso inteligente de la energía eléctrica, además de conocer en tiempo real los consumos de su hogar.

La ventaja de estos medidores inteligentes es que permiten la lectura tanto de lo que ingresa como de lo que sale de energía en cada unidad. Este factor será clave en el corto plazo para el desarrollo de la "energía distribuida", que comprende a los hogares que cuentan con sus propios paneles solares u otra tecnología de generación eléctrica, con la posibilidad de vender su excedente a la red. A su vez, con esta información las empresas podrán optimizar sus previsiones de compra de energía.

Los casos globales

En España existen empresas que ya operan con esta tecnología. Cliensol Enery ofrece a sus usuarios la posibilidad de gestionar los consumos físicos. A través de sensores que se colocan en las cajas de cada uno de los servicios, se puede medir en tiempo real el consumo de gas, agua y electricidad. Los datos se pueden ver online desde la computadora, tablet o celular. Otros servicios similares existen en Italia, Holanda, Eslovenia, Bulgaria o Australia.

También hay aliados en el mundo de las apps. Home Energy performance Pro permite hacer un certificado de energía de tu casa y ayudar a ser más eficientes generando mejoras en los hábitos diarios. Otras aplicaciones como MyUse o Energy Efficient home sirven para calcular cuánto se puede ahorrar al desenchufar algunos dispositivos y recomienda tips para el consumo.

"El bolsillo es lo que finalmente prevalece. La hora de la verdad va a llegar entre agosto y septiembre, cuando arriben las facturas del invierno por debajo de la puerta", concluye Di Pelino. Es momento de sacarse la venda de los ojos para lograr anticiparse.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.