Para los economistas la inflación de julio estará cerca del 2,8%

Hay un relativamente bajo traslado a precios de la devaluación porque las empresas ven que la demanda está enfriada
Hay un relativamente bajo traslado a precios de la devaluación porque las empresas ven que la demanda está enfriada Fuente: LA NACION - Crédito: Adan Jones
María Julieta Rumi
(0)
27 de julio de 2018  • 16:46

Después del 3,7% de junio informado por el Indec , distintos economistas señalan que la inflación se desaceleró en julio y terminará cerca del 2,8%, ya que hay un relativamente bajo traslado a precios de la devaluación porque las empresas ven que la demanda está enfriada. Los rubros que más habrían incidido son alimentos y combustibles y el turismo por las vacaciones, como cualquier otro julio por una cuestión estacional.

"Todavía nos falta cerrar la última semana, pero nuestra estimación preliminar es que va a haber una desaceleración y la inflación general va a estar en torno al 2,8% o al 2,9%, si bien alimentos nos da más alta que la inflación general, reflejando algo del traslado a precios de la suba del dólar", explicó Federico Furiase, economista director del estudio EcoGo.

Según Furiase, si se tiene en cuenta el movimiento del dólar de más del 50% en el acumulado del año, el traslado a precios "está bastante contenido y eso tiene que ver con la recesión y el canal de las altas tasas de interés que, de alguna manera, acota el margen que tienen la empresas para trasladar a precios la presión de costos derivada por la suba del dólar y las tarifas". Agregó: "En este contexto, las compañías priorizan la participación en el mercado y postergan la recomposición de márgenes".

Sin embargo, el director asociado en Econviews, Miguel Zielonka -que también estima una inflación en torno al 2,8%-, dijo que, "si bien el traslado a precios es relativamente bajo, "va llegando". Y explicó: "La depreciación fuerte fue en mayo y junio, y entonces, con cierto rezago, aunque bajo, va empujando precios. En ese sentido, el índice mayorista se aceleró en el mes de junio y eso te anticipa que, lo que subieron los mayoristas en junio, se va a ver en el minorista en julio".

Consultado por los rubros que traccionaron, puntualizó que "lo que se da es el traslado a precios de la devaluación, sobre todo en bienes transables, como son los alimentos, básicamente y energía".

En cuanto al factor turismo, por las vacaciones, Zielonka dijo que el rubro sube, pero como cualquier otro julio, por una cuestión estacional. En cambio, Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos, sí incluyó al turismo entre lo que más creció, junto a combustibles y alimentos. "Se ve un efecto del tipo de cambio en todos, aunque perdiendo intensidad", apuntó y sumó que, para su estudio, la inflación de julio sería del 2,5%, la estimación más baja entre las fuentes consultadas.

Por último, el director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres & Asociados, Fausto Spotorno, vaticinó un 2,8%.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.