Qué hay detrás del collar de piedras de ámbar que usa Mirko, el hijo de Marley

En los comentarios de su cuenta de Instagram se arma siempre un debate, ¿para qué sirve? ¿puede ser peligroso?. Foto: Instagram
En los comentarios de su cuenta de Instagram se arma siempre un debate, ¿para qué sirve? ¿puede ser peligroso?. Foto: Instagram
Natalí Ini
(0)
27 de julio de 2018  • 18:22

En muchas de las fotos publicadas en su Instagram, Mirko, el hijo de Marley , lleva puesto un collar de piedras. Como pasa seguido en las redes sociales, aparte de las demostraciones de afecto, debajo se genera un foro de discusión entre sus seguidores. Algunos comentan "Sacale ya ese collar, es peligrosísimo!!!!", otros "Mi hija también lo usa y le hace re bien" y también aparecen las dudas "Qué es ese collar??". Algunas marcas que los comercializan, intervienen, explican y ofrecen el producto.

Se trata de un collar de piedras de ámbar del Báltico. Según Luz Natal, una de las marcas que los comercializa, esta piedra " activa la circulación , mejora la inmunidad y el equilibrio de los ácidos, ayuda a reducir el babeo y calmar las zonas inflamadas, calma fiebre e infecciones, alivia crisis de asma y las vías respiratorias congestionadas". Aunque no hay evidencia científica, se conoce sobre todo por aliviar el babeo y las molestias que genera la salida de los dientes. María del Rosario Gabrielli, dueña de Luz Natal dice que: "El boom de los collares de Ámbar ya está instalado en Argentina, pero Mirko claramente lo potenció y lo hizo crecer exponencialmente. Recibimos muchas consultas cada vez que se lo ve con su collar".

Es que Mirko es un bebé influencer, impone tendencias y a través de su cuenta, explícitamente o no, se recomiendan productos. Y ver un bebé con collar es bastante llamativo. Agustina Ramos Mejía (en Instagram @look_connected) es una mamá influencer y hace un tiempo, recibió de regalo uno de estos collares. Ella los conocía pero nunca los había usado, "lo primero que hice fue consultar con mi pediatra y publicarlo en las historias de Instagram a ver qué experiencias habían tenido mis seguidoras, si alguien lo había usado". Las redes sociales son un termómetro sobre estos temas que circulan sobre todo del boca en boca. En ese posteo, Agustina identificó tres reacciones. Por un lado, las que decían que les parecía lindo y que quedaba simpático en los bebés, por otro las que contaban que su hijo dejó de babear por usar el collar y por último, las que expresaron su miedo por la posibilidad de ahorcamiento o el riesgo de que se traguen una piedrita.

Un collar de piedras de ámbar de cerca
Un collar de piedras de ámbar de cerca Crédito: Shutterstock

El pediatra de Agustina, el doctor Eduardo Moreno Vivot (MN 77652) le desaconsejó el uso del collar "mi sugerencia frente a la consulta de los padres sobre el uso del collar de ámbar es que no me gusta que los chiquitos tengan algo en el cuello, más allá de los beneficios que digan quienes lo producen" y comenta que los principales peligros son el ahorcamiento y que al romperse el collar los chicos se metan una piedra en la boca y se atraganten o asfixien. "Aunque aquellos que lo producen digan que hay un nudo entre piedra y piedra y que eso los hace seguro; basta con una piedra que entre vía aérea y los asfixie. O si uno deja solo al chico, ese collar puede engancharse en algo y eso lo puede ahorcar".

Luz Natal publica que los collares de ámbar son totalmente seguros porque "un nudo antes y después de cada cuenta y cierre en forma de tronillo, los mismos no son para morder, sino que el solo contacto con el calor corporal activa los beneficios del Ambar" y explicitan que vienen con certificado expedido por el productor de ámbar de Lituania. Existen también las pulseras que pueden ponerse en la muñeca o en el tobillo. También hay modelos que combinan piedras amatistas y cuarzos.

¿Alivio contra la paciencia?

En esta era de exceso de información y de manuales sobre cómo dormir, cómo alimentar, cómo jugar con los hijos y las hijas, parecería que algunos productos pueden venir a resolver todo. La etapa de dentición puede traer babeo, molestia y hasta incluso fiebre, pero según el Dr. Moreno Vivot es una etapa que hay que atravesar y que en casos muy severos se puede indicar un tratamiento con analgésicos. Sí no, es solamente paciencia.

Luz Marina es mamá primeriza de Francis y desde que él nació se interesó por productos naturales. Cuando Francis empezó a manifestar molestias por los dientes, Luz quiso probar este collar para aliviarlo. Por lo que leyó en internet y los comentarios de otros padres se decidió a probarlo: "realmente fue de gran ayuda para mi bebé. A los 6 meses le salió el primer diente y justo la noche anterior no quiso casi comer ni podía dormir del dolor. Al día siguiente le puse el collar, lo usó todo el día y a la noche ya tenía su primer diente". Luz recomienda el uso del collar a sus amigos con hijos en etapa de dentición, aparte le parece un lindo accesorio. Ahora Francis ya tiene 15 meses y le están saliendo las muelas. "Es un proceso doloroso, por eso le pongo el collar durante el día ya que durante la noche no es aconsejable".

Marley se emocionó: Mirko dijo papá por primera vez - Fuente: Youtube

01:30
Video

El Dr. Moreno Vivot destaca que estos collares no tienen evidencia científica sobre generar bienestar en los bebés. La Sociedad Argentina de Pediatría tiene un manual de prevención de accidentes en el que se habla del riesgo frecuente de la ingestión de cuerpos extraños en niños pequeños. Es por ello que se recomienda que los niños no jueguen con monedas, bolitas, dados, cuentas para collares, fideos tornillos o pequeñas piezas de juegos.

Agustina Ramos Mejía comenta que siempre que le llega algún producto de regalo consulta primero con su pediatra. Que en el caso del collar de ámbar, le llegaron buenas experiencias que dice que son un poco "creer o reventar" y que nunca escuchó de ningún caso que haya pasado algo grave pero que el miedo existe y que en los talleres de primeros auxilios pediátricos y RCP que ella organiza junto al Dr. Moreno Vivot, el ahogamiento por vía aérea o el ahorcamiento en chicos menores de un año son temas abordados. "El tema del ahogamiento es una consulta que tratamos en los talleres, porque es un miedo que manifiestan las madres y los padres. Es importante saber qué hacer cuando un chico se atraganta con comida o con un objeto pequeño".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?