River sufrió al principio, pero le ganó 3-1 a Villa Dálmine y se metió en los octavos de final de la Copa Argentina

Copa Argentina Ronda de 32
  • 3
River Plate

River Plate

  • Gonzalo Martínez /
  • Ignacio Fernández /
  • Lucas Pratto
  • 1
Villa Dálmine

Villa Dálmine

  • Marcos Martinich
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
28 de julio de 2018  • 15:22

River sigue avanzando en una Copa Argentina que aumenta la exigencia. Venció 3-1 a Villa Dálmine en Formosa y se clasificó a los octavos de final, donde espera por el vencedor de Platente-General Lamadrid.

El bicampeón hizo la diferencia con goles de Pity Martínez (penal), Nacho Fernández y una curiosa definición de Lucas Pratto, que coló una pelota en el ángulo cuando quiso tirar un centro para Scocco.

El resumen del partido

Sufrió River. Sufrió más de lo que imaginaba y aparecieron ciertas dudas que en el debut totalmente dispar ante Central Norte de Salta en el 7-0 del domingo pasado no existieron. Aunque dominó el marcador desde los 14 minutos y terminó siendo un justo ganador, durante gran parte de la primera mitad se vio controlado y frenado por Villa Dálmine, que supo dominar, resistir y llegar con peligro, antes de fundirse muy tempranamente: solo aguantó 45 minutos.

La efectividad en el área rival de River, su jerarquía individual y el regreso de Franco Armani terminaron inclinando la balanza a su favor: el 3-1 le permite acrecentar la racha positiva en la Copa Argentina (ganó su partido número 14 de forma consecutiva), instanciarse en los octavos de final, seguir soñando con la posible clasificación a la Copa Libertadores 2019 y enfocar su cabeza en uno de los partidos más importantes del semestre: el jueves 9 de agosto se medirá con Racing en Avellaneda por la ida de los octavos de final de la Libertadores actual.

Armani, de buena actuación en su regreso al arco de River tras el Mundial
Armani, de buena actuación en su regreso al arco de River tras el Mundial Fuente: FotoBAIRES

El equipo de Campana, que milita en la B Nacional y recién comienza a armar su plantel, se irá de Formosa con el lamento de lo que pudo ser una historia diferente: antes del tardío descuento en el cierre, tuvo cuatro claras ocasiones de gol, pero en dos de ellas se encontró con Armani y en otras dos la suerte jugó en contra, con un desvío que evitó la temprana apertura del marcador y un palo que le negó el empate 1-1.

River se clasificó a los octavos de final, donde espera por el vencedor de Platente-General Lamadrid.

A dos minutos del final, el arquero millonario no pudo con un cabezazo de Martinich y recibió su 11° gol en sus 22 partidos en Núñez (lleva 13 vallas invictas y le habían marcado solo un tanto en los últimos 10 juegos).

Más allá de eso, las situaciones de riesgo en contra desnudaron ciertos desacoples defensivos, sobre todo por las bandas y especialmente en la izquierda, quizás el sector de la cancha que más dudas genera de cara al futuro ante la partida de Marcelo Saracchi. No fue bueno el partido de Milton Casco, más allá de que el primer tiempo de River con un impreciso mediocampo no lo favoreció, con demasiadas pelotas perdidas, un incómodo retroceso y pocas conexiones ante la alta presión de Dálmine.

El festejo del primer gol de River, de Pity Martínez
El festejo del primer gol de River, de Pity Martínez

Claro, el temprano gol de penal de Pity Martínez le dio la calma necesaria para afrontar un partido que se presentó más duro que en los papeles. El 10 fue de menor a mayor hasta convertirse en la figura: abrió el partido con una gran asistencia para Scocco, derribado por el arquero Dobboletta, y se hizo cargo de la pelota cuando el equipo más lo necesitaba. Cerca suyo se ubicó Nacho Fernández, otro de los puntos altos: marcó el 2-0 tras una gran jugada individual de Pratto, quien terminó estampando el 3-0.

La jerarquía individual pesó demasiado en Formosa, pero no hubo sonrisa en el final del partido para el Muñeco Gallardo. Es que el triunfo le da tranquilidad y confianza para trabajar en los próximos 11 días de cara al duelo con Racing, aprovechando el viento a favor que no se termina: alcanzó los 19 partidos invicto y la última vez que perdió fue el 24 de febrero por 1-0 ante Vélez. Pero el técnico de River deberá tomar nota de complicaciones que no se habían visto ni en los encuentros de pretemporada ni en el debut del fin de semana pasado si es que no quiere volver a pasar sobresaltos inesperados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?