Los docentes debaten si levantan el paro de 72 horas por el pedido de Vidal

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Jesús Cornejo
(0)
27 de julio de 2018  

LA PLATA.- La decisión de acatar o no la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo bonaerense generó ayer un debate interno en los sindicatos de maestros que se sumergieron en deliberaciones hasta largas horas de la noche. No obstante, hasta el cierre de esta edición, ninguno de los gremios que integra el Frente Unidad de Docente Bonaerense (FUDB) había suspendido el paro de 72 horas anunciado para el lunes.

La medida llevó a un nuevo nivel el enfrentamiento entre el gobierno de María Eugenia Vidal y los gremios docentes, que en siete meses no lograron llegar a un acuerdo salarial .

Los maestros debatían anoche tres cuestiones para ver si acataban o no la conciliación: primero si la medida dictada por el Ministerio de Trabajo es o no legal, ya que un sector sostiene que la cartera laboral no puede ser juez y parte en el mismo litigio. También discutían sobre el espíritu de la conciliación, si implicaba la intención de llegar a un acuerdo o era un recurso para debilitar la medida de fuerza. Y por último cuáles serían las sanciones judiciales y económicas si sostenían en pie el paro.

"Que quede bien claro: hoy [por ayer] no hay ninguna definición sobre el tema. Se está debatiendo. Y habrá una resolución mañana [por hoy] cerca de las 14. Queremos ver si el espíritu de la conciliación es frenar el paro o generar un nuevo espacio de diálogo para plantear los temas educativos que llevamos durante estos meses", dijo a LA NACION Roberto Baradel , titular del Suteba ante una versión que circuló anoche sobre el levantamiento del paro de 72 horas.

En voz baja, algunos docentes sostuvieron que sería mejor acatar la medida del Ministerio de Trabajo. Pero desde otro sector deslizaron que eso reflejaría en lo político un triunfo de Vidal en el conflicto.

Lo cierto es que la situación quedará definida cuando el FUDB, que integra los sindicatos Suteba, FEB. Udocba, AMET y Sadop, defina hoy cuál será la postura que tomen en conjunto. "La definición se comunicará mañana [por hoy] tras la reunión de los secretarios generales de los distintos gremios. Ahí se definirá si hay o no paro", dijo a LA NACION el titular de Udocba, Miguel Díaz.

La gobernadora Vidal busca desactivar la medida de fuerza para asegurarse que el lunes próximo puedan regresar a clases 4,5 millones de alumnos que ayer finalizaron sus vacaciones de invierno. Por eso, en una jugada casi de ajedrez, le solicitó al Ministerio de Trabajo que dictara la conciliación obligatoria para retrotraer a las partes al inicio del conflicto y poder dialogar en ese tiempo.

El titular de la cartera laboral, Marcelo Villegas, rubricó las notificaciones que fueron distribuidas al mediodía en las sedes de cada gremio . Fue entonces que comenzaron los debates internos en cada sindicato que convocó a sus equipos de asesores legales para analizar las alternativas.

"En vez de pensar en el bienestar de los maestros, nos lanzan acusaciones y aseguran ante la sociedad que llevamos reclamos políticos. No ven la situación en la que estamos los docentes: todo aumenta, la luz, la comida, el transporte. Vamos a tomarnos un tiempo necesario para analizar la conciliación y luego decidiremos lo que pasa", dijo la titular de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini, poco antes de recibir la notificación del ministerio.

En la conciliación se solicita "a los gremios a que el lunes se reinicie el ciclo lectivo porque considera que la escolaridad es un derecho inalienable", dijeron fuentes oficiales.

Anteayer los sindicatos de maestros bonaerenses definieron un paro de 72 horas.

Un estrecho colaborador de Vidal dijo que "el Estado provincial hizo ocho ofrecimientos que siempre superaron el nivel de inflación, al mismo tiempo fortaleció la inversión en infraestructura escolar. Se llega a esta situación por la negativa de los sindicatos a acordar y porque el Estado tiene un interés supremo que es garantizar la educación de los chicos y su permanencia en la escuela". La conciliación obligatoria exige que tanto el gobierno de Vidal como los gremios retrotraigan la negociación a la fecha anterior a que estallara este conflicto. Además ordena la suspensión de las medidas de fuerza de los gremios y advierte que de no hacerlo podría haber sanciones e incluso la quita de la personería jurídica. La medida otorga un plazo de 15 días hábiles para que las partes se reúnan y puedan volver a negociar.

Ayer, un gremio minoritario, que está fuera del FUDB, decidió acatar la conciliación obligatoria. Se trata de la Unión Docentes Argentinos, seccional provincia de Buenos Aires. "Por razones de conveniencia, mérito y oportunidad, y por compartir el principio de paz social y diálogo permanente que debe primar en estos conflictos, desde la UDA acatamos la conciliación, y dejamos en suspenso el paro (de 48 horas) decretado mientras dure el período de conciliación", sostuvo Sergio Romero, titular de la UDA.

A su vez, UTE y Ctera convocaron a un paro de 48 horas en la ciudad de Buenos Aires.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.