El dólar sigue estable, pero las tasas dejaron de aflojar

Volvió a $28, un valor que había registrado a mitad de este mes; lo atribuyen al alto costo del dinero
Volvió a $28, un valor que había registrado a mitad de este mes; lo atribuyen al alto costo del dinero Fuente: Archivo - Crédito: Shutterstock
Javier Blanco
(0)
28 de julio de 2018  

El valor del dólar dio otro pasito hacia atrás en la plaza local, al cerrar a $28 y 27,3250 para la venta al público y la mayorista, respectivamente, con lo que cedió de 5 a 8,5 centavos respecto de su nivel de clausura previo. Con eso volvió a niveles registrados a mediados de mes, antes de que el mercado recibiera la inyección de liquidez (aunque controlada en parte por la suba de encajes), después de otra parcial renovación de la deuda que el BCRA tiene emitida en Lebac .

La divisa volvió a operarse aquí en sintonía con la tendencia que mostró en el resto de la región y el mundo aunque, conviene recordar, esto solo se da en un marco caracterizado, en el caso argentino, por la vigencia de altas tasas de interés ideado, entre otras cosas, para desalentar la dolarización.

Después de la reducción que mostraron en los últimos 10 días las tasas de interés más cortas y volátiles (cedieron del 60 a entre 42 y 44% en promedio), el mercado local parece haber ingresado en un nuevo equilibrio sostenido en la estabilidad del tipo de cambio y en la renta extra "en moneda dura" que obtienen quienes apostaron a mantenerse en pesos en lo que va del mes.

Basta con reparar en que, mientras el dólar se abarató 5,3% en promedio en el transcurso del mes (pasó de $29,57a fines de junio a los $28 de ayer), los rendimientos de las inversiones en pesos van del 2,8% al 3,7% mensual, según el tipo de colocación. "No hay duda de que la menor volatilidad en el mercado cambiario ayudó a impulsar una recuperación de la demanda por instrumentos en pesos", sostuvo la consultora Delphos Investment.

Los operadores notan lo mismo: la pulseada entre tasas y dólar, a estos niveles y dadas las señales que emitió el Gobierno sobre una más férrea voluntad para estabilizar el mercado cambiario, se volcó en favor de las tasas. Dan cuenta de ello a diario en sus informes.

"Lo que mantiene a raya al dólar son las tasas que se han estabilizado en niveles altos en los últimos días tanto para las Lebac cortas, que se quedaron en la zona del 45%, como para otras opciones", observó Fernando Izzo, analista de ABC Mercado de Cambios. "Existe un menú muy amplio de colocaciones de pesos a tasa que aprovechan los fondos de inversión, las empresas, los inversores locales y los bancos".

Lo concreto es que el dólar volvió a operarse en un rango de precios que solo había mostrado hacia el final de la segunda semana del mes, cuando su valor al público había caído hasta los $27,91, aunque se espera que muestre algún repunte a comienzos de la próxima semana por el cierre de posiciones y liquidaciones ante el cierre del mes.

Por lo pronto, el mercado de futuros no parece esperar sorpresas si se toma en cuenta que la posición a vencer el martes se operó ayer a $27,43, y la que caduca a fin de agosto, a $28,42. Ambos plazos concentraron el 67% de lo negociado.

Para el analista Pablo Castagna, de Portfolio Personal, el balance que dejó la semana fue positivo. "Hubo estabilidad cambiaria por tercera semana consecutiva mientras bajaron un poco las tasas de interés en el mercado secundario -estaban entre 50% y 55% y bajaron a 45%-, y comenzaron a subir los bonos porque se frenaron las liquidaciones y hubo cierta recuperación del apetito por el riesgo argentino", enumeró.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.