La danza y la poesía: un binomio perfecto

La Compañía Castadiva, en una interesante fusión

29 de julio de 2018  

Una experiencia en torno a la poesía, trasladada creativamente al campo del movimiento, conforma la nueva propuesta de la Compañía Castadiva, que, con dirección de Mónica Fracchia, será estrenada este miércoles en la Sala Solidaridad del Centro Cultural de la Cooperación, en el marco del X Festival Latinoamericano de Poesía. El espectáculo, con el título Castadiva poética, está compuesto por dos piezas coreográficas de la propia directora, con música de Franz Schubert y una selección de temas de Piotr Ilich Tchaikovsky, ambas con arreglos de Agustín Roses.

"En la búsqueda de paralelismos entre los textos, la danza y la música, intentamos sacar a la luz un vínculo estrecho y significativo (pero no siempre visible) entre el movimiento corporal y la materia poética", indica Fracchia a propósito de su nuevo trabajo, en el que la acompaña un núcleo de bailarines que vienen compartiendo sus creaciones a lo largo de numerosas temporadas. Castadiva, en efecto, es un grupo que viene ofreciendo espectáculos regularmente, en distintas salas, desde su fundación en 1988. Fue un emprendimiento de la propia Fracchia, que hasta entonces se había desempeñado como bailarina del Ballet Contemporáneo del Teatro San Martín.

Los textos que dan base a las dos piezas del nuevo programa son "Contigo bailaría una pieza lenta", de Juano Villafañe, y "El amor muerde", de Reynaldo Sietecase. "La poesía -sigue Fracchia- funciona como disparador de emociones que movilizan las acciones de los catorce intérpretes que dan vida a estas piezas, quienes así vuelven a experimentar desde distintos ángulos el lenguaje contemporáneo que hemos cultivado". En la base técnica de Castadiva poética estarán Fernando Muñoz, en el diseño de iluminación, y Natalia Lojoya, en el vestuario. El estreno será el miércoles, a las 20. Luego, las funciones serán los miércoles, hasta el 22.

TEMAS EN ESTA NOTA