Michetti superó la prueba de la tribuna

Fue la primera mujer en inaugurar la Exposición Rural
Fue la primera mujer en inaugurar la Exposición Rural Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Mariana Reinke
(0)
29 de julio de 2018  • 02:00

Terminaba el acto de inauguración de la Exposición Rural de Palermo y de fondo se oía cantar a los Chillado Biaus el chamamé "Sargento Cabral". Con una sonrisa abierta, la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti , descendía de la rampa. Ante un pedido de LA NACION, se detuvo a dialogar. "Viví este momento con muchísimo entusiasmo; poder estar acá me emociona. Es un honor haber sido la primera mujer que inauguró la exposición en 132 ediciones. Espero poder haber estado a la altura (de la circunstancia)", dijo.

"Vengo de Laprida, una zona productora agrícola ganadera", contó. Luego añadió: "Te pasan muchas cosas por tu cabeza, tu infancia la adolescencia, mi abuelo, mi padre que a pesar de ser médico, tiene y amó el campo. Mientras hablaba a la gente, iban pasando todas esas imágenes por mi mente".

Ayer fue el día más importante de la Exposición Rural por la inauguración. Pero el clima no acompañó. Amaneció gris. La neblina, que no terminaba de levantarse, no dejaba ver los últimos pisos de los edificios del barrio de Palermo. Las cuatro tribunas que rodeaban la pista demoraron en completarse.

A las diez en punto, Michetti entró al palco oficial saludando con la mano levantada al público presente que la recibió con un afectuoso aplauso. Minutos antes había ingresado Marcos Peña, jefe de Gabinete nacional y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich. Ya estaba el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.

Los granaderos interpretaron el Himno Nacional acomodados en la pista. Era el momento de comenzar el acto.

El primero en hablar fue el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, que abrió así su discurso: "Señoras, señores, bienvenidos al campo".

Mateada

En primera fila del palco oficial se armó una mateada que ayudó a soportar el frío de la mañana. Luego le tocó el turno a la vicepresidenta, que se acercó al micrófono. Peinada con una trenza cosida, llevaba sobre sus hombros un poncho de lana de alpaca de telar. Su emoción a flor de piel convidaba a la gente en las tribunas.

Serena y pausada, se dirigió a la gente, que con paraguas e impermeables, la escuchaban con atención.

En un pasaje de su discurso, Michetti levantó la vista a las tribunas y, con la voz quebrada, recordó su pasado en el campo.

"Cuando al campo se le saca el pie de encima, enseguida demuestra todo lo que es capaz de hacer. Estamos acá para ayudarlos a crecer", dijo la vicepresidenta. Desde las tribunas y el palco oficial hubo un aplauso cálido.

Después vino la frase que se esperaba: "Dejo inaugurada la 132 edición" de la Exposición Rural. Todos en el palco oficial la saludaron.

Finalmente llegó el desfile de los grandes campeones en la pista central. Michetti disfrutó del momento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.