Habló el abogado de los turistas chilenos que podrían ser condenados a muerte en Malasia: "Están muy mal"

Los jóvenes de 30 y 28 años se vieron envueltos en una pelea que concluyó con la muerte de un hombre
Los jóvenes de 30 y 28 años se vieron envueltos en una pelea que concluyó con la muerte de un hombre Crédito: Facebook
(0)
29 de julio de 2018  • 13:29

Los chilenos Fernando Candia, de 30 años, y Felipe Osiadacz, de 28, estaban disfrutando de su primer día de vacaciones en Malasia cuando un confuso episodio terminó con la algarabía: estos jóvenes se vieron envueltos en una pelea que tuvo una víctima fatal.

De acuerdo con el relato de sus familiares, "fueron abordados por un malayo, que según el informe forense se encontraba bajo la influencia de estupefacientes". Este hombre, los siguió hasta el hostal luego de exigirles "insistentemente" que le dieran dinero. Ya en la recepción, pidieron al recepcionista que llame a la policía y entonces el hombre se puso más violento y los jóvenes forcejearon y en defensa propia lograron inmovilizarlo y "sin ninguna intención de causarle daño" el hombre sufrió un paro cardíaco y murió.

"Nuestros hijos son inocentes del cargo que se les imputa. Esto no ha sido más que un terrible accidente que afectó a dos jóvenes que solo iban a disfrutar de sus vacaciones", enfatizaron los padres.

Ahora, a casi diez meses de su detención en la prisión de Sungai Buloh tras ser acusados de homicidio, quien habló fue uno de sus abogados, que los representará cuando sean juzgados en agosto en Kuala Lumpur, fecha en la que podrían afrontar la pena de muerte.

"Es un trance durísimo para todos, pues han debido soportarlo y además costear alimentos, medicamentos y su defensa", cuenta Juan Carlos Manríquez, abogado especialista en derecho internacional, al diario Clarín.

"Han perdido mucho peso, su estado de salud es precario y no tenemos la certeza de que les hayan aplicado las vacunas que les proporcionamos", agregó el letrado, quien además explicó que no tuvo contacto con los jóvenes.

Sobre su estrategia, Manríquez indicó que lo que buscarán es "establecer que la muerte se dio en un contexto de imprudencia" para conseguir "una pena menor" debido a que son "extranjeros sin antecedentes".

Sobre las características del sistema penitenciario, advirtió: "La están pasando muy mal. No sé si habrá diferencias con los presos locales, pero las condiciones, por lo que hemos recibido, son duras. Por lo que hemos sabido es un régimen estrictísimo, con horas de encierro prolongadas en condiciones muy difíciles".

Para finalizar, dijo sobre sus defendidos: "A pesar de lo estricto del régimen penitenciario confían en que no han cometido homicidio alguno y esperan volver a su país. Nosotros esperamos lo mismo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.