Por tierras extrañas

Fuente: Reuters Crédito: Jon Nazca / Edición fotográfica Dante Cosenza
30 de julio de 2018  

TARIFA, ESPAÑA.- Las fronteras se cruzan de manera arriesgada e inverosímil, los centros de refugiados son cárceles maquilladas, las decisiones de los tribunales sobre el acogimiento de los inmigrantes son burocráticas e injustas, la melancolía por el país natal destruido es permanente, y más allá, en lo que parece la tierra prometida, hay pandillas xenófobas. Así retrata el cineasta Aki Kaurismäki el derrotero de las vidas migrantes que llegan a Europa. También retrata, en Le Havre y en El otro lado de la esperanza, el indeclinable deseo de sus protagonistas de vivir una vida digna, la belleza de su diversidad cultural, el encuentro con personas afectuosas y de fuerte compromiso ético. Este migrante acaba de ser rescatado junto a otros mientras navegaban en botes precarios. Ya en tierra, tras una extenuante deriva, se dispone a rezar para agradecer haber arribado al puerto de Tarifa, en España.

TEMAS EN ESTA NOTA