Lejos de Cristina, el triunvirato piquetero ve con buenos ojos la candidatura de Felipe Solá

El diputado y exgobernador tiene un porcentaje de conocimiento alto entre el electorado pero le falta estructura territorial
El diputado y exgobernador tiene un porcentaje de conocimiento alto entre el electorado pero le falta estructura territorial Fuente: LA NACION - Crédito: Alfredo Sabat
Gabriel Sued
(0)
29 de julio de 2018  • 19:28

Aunque repetirán que no es momento de hablar de candidaturas, la dirigencia de En Marcha, la expresión político-electoral del denominado "triunvirato piquetero", ve con buenos ojos la postulación de Felipe Solá, uno de los que ya recorren el país con la mira puesta en las próximas elecciones presidenciales.

La confluencia parece natural. Con inserción consolidada en los barrios más pobres del conurbano y gran poder de movilización, las agrupaciones políticas detrás de Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) no cuentan con una figura que les permita intervenir de manera efectiva en la discusión electoral. Conocido por un porcentaje mayoritario del electorado y con visibilidad en los medios de comunicación, Solá carece de una estructura territorial para sostener su incipiente sueño presidencial.

En marcha está compuesto por Movimiento Evita, Barrios de Pie, la CTEP, la CCC, Libres del Sur, el Partido del Trabajo y del Pueblo, Unidad Popular, Vamos, Izquierda Popular y Seamos Libres
En marcha está compuesto por Movimiento Evita, Barrios de Pie, la CTEP, la CCC, Libres del Sur, el Partido del Trabajo y del Pueblo, Unidad Popular, Vamos, Izquierda Popular y Seamos Libres Fuente: Archivo

Conscientes de que el escenario puede modificarse con rapidez hasta mitad del año que viene, el acercamiento es por ahora una forma de juntar fuerzas y ganar visibilidad. Una manera de sentarse en la mesa de la oposición y garantizarse el derecho a participar con voz y voto de la discusión de cara a 2019.

"Con Felipe tenemos una relación excelente. Es un dirigente con experiencia probada, que gobernó la provincia de Buenos Aires en el momento más difícil de la Argentina", dijo a LA NACION uno de los jefes del Movimiento Evita. La fuerza que lidera Emilio Pérsico integra En Marcha junto con Libres del Sur, el Partido del Trabajo y del Pueblo, Unidad Popular, Vamos, Izquierda Popular y Seamos Libres. "Como diputado nos ayudó con las leyes de emergencia social y de regularización de tierras en los barrios populares", explicó el mismo dirigente.

El vínculo entre Solá y el Movimiento Evita lleva muchos años. En 2005, cuando transitaba su segundo mandato como gobernador, Solá tenía como vicejefe de Gabinete a Pérsico y como jefe del bloque de diputados a Fernando "Chino" Navarro. Tras dejar la gobernación, mantuvo la relación con el Movimiento Evita, que volvió a consolidarse en los últimos años. Solá tiene diálogo fluido con Juan Grabois, con quien comparte la admiración por el papa Francisco.

Alejamiento de Massa

La construcción de su candidatura y el acercamiento a las organizaciones sociales confirman el alejamiento de Solá de Sergio Massa, que mantiene en secreto sus planes electorales. "Si en el Frente Renovador lo quieren acompañar, mejor, pero Felipe no va a esperar a que Massa se decida. Hoy, es el único candidato presidencial que tiene el espacio", dicen cerca del diputado.

La gran incógnita es si las organizaciones sociales más influyentes de la era Macri van a tener un candidato propio en las elecciones generales o si terminarán confluyendo en un frente con el kirchnerismo, sea o no candidata Cristina Kirchner. El dilema genera discusiones dentro de En Marcha.

El diputado y exgobernador tiene un porcentaje de conocimiento alto entre el electorado pero le falta estructura territorial
El diputado y exgobernador tiene un porcentaje de conocimiento alto entre el electorado pero le falta estructura territorial Fuente: Archivo

Con la meta de construir un frente "lo más amplio posible" para derrotar a Cambiemos y evitar repetir la experiencia fallida de la postulación de Florencio Randazzo en la provincia de Buenos Aires, el Movimiento Evita se muestra predispuesto a confluir en un mismo espacio con el kirchnerismo. Sus referentes advierten que todo dependerá de las condiciones en que se forme esa fuerza. "No vamos a ir en la lista de Cristina. En todo caso podemos llegar a ser parte de un frente programático con muchas fuerzas del campo nacional y popular, entre ellas el kirchnerismo", explicó a LA NACION un dirigente del movimiento que lidera Emilio Pérsico.

Una muestra de ese canal abierto se vio en el acto de lanzamiento de En Marcha, en el que participaron los kirchneristas Daniel Filmus, Eduardo "Wado" De Pedro y Juan Cabandié. En la vereda de enfrente de la discusión interna, Victoria Donda (Libres del Sur) trabaja para evitar una confluencia con el espacio de la expresidenta. La diputada es la pata más antikirchnerista de En Marcha.

Solá prefiere mantener un camino independiente del kirchnerismo. Al menos hasta que llegue la hora de definir las candidaturas. Se imagina enfrentando en unas PASO a Cristina, pero pretende que el espacio incluya también expresiones del PJ tradicional. "Si nos ponemos de acuerdo en un proyecto de crecimiento, lo que va a estar en juego es el estilo de conducción. Necesitamos alguien que cierre las heridas, no que profundice la grieta", repite a sus colaboradores, como anticipándose a una batalla con la que por ahora solo sueña.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.