Weinberg enfrentará objeciones en la audiencia pública

Fuente: Archivo
Mañana expondrá ante la Comisión de Acuerdos; el PJ pondrá especial atención a los antecedentes de la candidata del Gobierno para reemplazar a Gils Carbó
Gustavo Ybarra
(0)
30 de julio de 2018  

Eclipsada por el debate sobre la legalización del aborto, la Comisión de Acuerdos del Senado llevará adelante mañana la audiencia pública en la que la jueza del tribunal Superior de Justicia porteño, Inés Weinberg de Roca, deberá defender el pliego por el cual Mauricio Macri la nominó para ocupar la cabeza de la Procuración General de la Nación.

El cargo se encuentra vacante desde fines del año pasado, cuando la kirchnerista Alejandra Gils Carbó renunció al cargo acosada por causas judiciales y la presión política del Gobierno para removerla como jefa de los fiscales.

Sin antecedentes como fiscal, Weinberg de Roca llega a la audiencia con una decena de impugnaciones, en su mayoría de personas y organizaciones ligadas al kirchnerismo, y casi un millar (985) de adhesiones. Es llamativa la cantidad de apoyos de particulares (751) que recibió la Comisión de Acuerdos para la candidata.

El escenario que deberá enfrentar la jueza porteña es incierto y todo indica que del desempeño que demuestre en la audiencia pública dependerá, en gran medida, la suerte de su postulación.

Por lo pronto, mañana no habrá dictamen. El PJ ya anunció que se tomará su tiempo para definir una postura y que esta saldrá de un debate al interior del interbloque Argentina Federal que, por el momento, no tiene fecha.

"Vamos a escuchar, no hay ninguna predisposición a desestabilizarla ni animadversión hacia su persona", afirmó Miguel Pichetto (Río Negro), jefe de la principal bancada de oposición de la Cámara alta.

No obstante, el rionegrino anticipó a la nacion que su bloque estará muy atento a lo que diga o haga la candidata. "La audiencia pública implica un test de conocimiento del derecho, del Ministerio Público y de los fiscales", agregó.

La falta de experiencia como fiscal es, precisamente, uno de los puntos más cuestionados de la nominada por el Poder Ejecutivo para reemplazar a Gils Carbó.

De hecho, el fiscal y vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Sáenz, se quejó la semana pasada ante la decisión de Macri de impulsar a una jueza para el cargo. "Pensé que iba a haber un reconocimiento a los fiscales que pusimos el cuerpo, debía recaer en algún fiscal, estábamos preparados, se desperdició una generación de fiscales", opinó sobre la nominación de Weinberg, de quien dijo no tener nada en contra porque "su currículum es impecable".

Entre las impugnaciones se destacan la de Estela de Carlotto, por la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo; la organización Hijos, y la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, entre otras. Además, también realizó una presentación la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador-Buenos Aires).

Las impugnaciones están centradas en la supuesta "falta de un compromiso claro con los derechos humanos" por parte de la magistrada porteña, a partir de los dichos que Weinberg formuló ante una publicación del Tribunal de Ruanda, en la que dijo que "en la Argentina hubo justicia para un solo lado" sobre lo ocurrido durante la última dictadura militar.

También se invocan la "falta de idoneidad técnico-jurídica", con especial hincapié en la supuesta falta de especialización de la candidata en cuestiones penales de derecho interno. Por último, las impugnaciones también cuestionan su "falta de independencia necesaria del Poder Ejecutivo" por haberse desempeñado como miembro del consejo asesor del Centro de Desarrollo de la Mujer, entidad que depende del Ministerio de la Producción.

Preocupación

Weinberg de Roca visitó hace dos semanas a los senadores oficialistas, en un encuentro celebrado en la salón de reuniones del bloque radical.

Según confiaron voceros oficialistas, aquel encuentro no habría sido muy satisfactorio para varios senadores, quienes se quedaron preocupados por la negativa de la candidata a responder algunos de los requerimientos que se le hicieron en el encuentro y que estaban relacionados con varias de las críticas que recibió su postulación.

Para poder convertirse en la nueva jefa de los fiscales, Weinberg de Roca deberá ser votada por una mayoría calificada de los dos tercios de los senadores presentes, una barrera más que exigente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?