River piensa en Racing, con las incógnitas de Enzo Pérez y Quintero: quiénes podrían salir para dejarles lugar

Fuente: Archivo
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
30 de julio de 2018  • 16:31

El Mundial Rusia 2018 le permitió al técnico Marcelo Gallardo volver a tener una pretemporada extensa en Estados Unidos, similar a la que realizó por primera vez en julio de 2014, semestre en el que se vio la versión ideal de su River . Pero al mismo tiempo le quitó la posibilidad de contar con tres de sus figuras en la preparación: Franco Armani, Enzo Pérez y Juan Fernando Quintero se sumaron más tarde al plantel y debieron realizar trabajos diferenciados hasta acoplarse al ritmo de trabajo.

Enzo fue el primero de los tres mundialistas en retomar los entrenamientos: tras volver al país el 4 de julio y tomarse unos días de descanso, llegó a Orlando el 11 de julio por la mañana, a seis días del regreso a Buenos Aires. Ese mismo día, a la tarde, arribó Franco Armani, quien realizó un viaje a Colombia, donde su esposa tiene a su familia. Lo mismo hizo Juan Fernando Quintero, quien llegó el 15 de julio después de visitar su país y estuvo tan solo tres días con el plantel en tierras estadounidenses.

Ante esta situación, el técnico Marcelo Gallardo optó por no contar con ninguno de ellos para los amistosos de pretemporada que podrían haber disputado y ni siquiera los convocó para el debut de la temporada: ninguno de los tres viajó a Santa Fe para jugar ante Central Norte de Salta. Debido a la poca participación que tuvieron en los entrenamientos de preparación, y la alta exigencia que implica el Mundial, la idea del DT fue llevarlos de a poco para que comiencen a recuperar energías y ritmo futbolístico luego de su corto descanso.

Así, solo Armani volvió a tener acción oficial al ser titular el sábado pasado en la victoria 3-1 ante Villa Dálmine por los 16vos de final de la Copa Argentina. Al día de hoy, el arquero parece ser el único de los tres con su lugar asegurado para enfrentar a Racing el jueves 9 de agosto en el partido de ida de los octavos de final. Y más aún luego de las declaraciones del técnico Marcelo Gallardo sobre Pérez y Quintero en la rueda de prensa en Formosa.

"La idea es que se pongan al día. Lo que nosotros no queremos es que se preparen para un partido, sino para un semestre. Los resguardamos en estos partidos para que sigan buscando la mejor forma para todo lo que viene", declaró el DT, en línea con lo que había dicho días atrás en Santa Fe: "Ellos se sumaron más tarde y hay que ver cómo evolucionan al trabajo, a la carga de entrenamientos. Los iremos preparando sin caer en ningún apuro que nos haga cometer un error".

Este fin de semana, con fecha y rival a confirmar, habrá un amistoso informal para darle rodaje a los futbolistas que no vienen siendo titulares y allí ambos sumarán minutos, tal como lo hicieron la semana pasada en el empate 1-1 frente a Nueva Chicago en un duelo que se disputó en el predio de Ezeiza. Ahora bien, ¿qué modificaciones podría hacer Gallardo para volverlos a insertar en el equipo titular?

Hoy, en el esquema 4-1-3-2 que se vio en los últimos juegos, tanto Leonardo Ponzio como Gonzalo Martínez tienen su puesto garantizado en el mediocampo: son dos jugadores irremplazables para el Muñeco, al igual que Ignacio Scocco y Lucas Pratto en la delantera por su conexión y la importancia de su sacrificio táctico y defensivo. Por eso, ante la poca probabilidad de una modificación del sistema, los nombres que aparecen en la ecuación son los de Exequiel Palacios (marcó dos goles en el 7-0 a Central Norte) e Ignacio Fernández (convirtió el tercero del 3-1 a Dálmine), de buenos rendimientos en los últimos partidos.

Previo al Mundial, los tándems Enzo Pérez-Ponzio y Quintero-Pity Martínez eran fijas. Cuando Gallardo considere que todos están en plenitud para jugar desde el arranque, el primer cambio que se intuye es el de Pérez por Palacios, manteniendo el sistema táctico. En tanto, teniendo en cuenta el presente de Nacho Fernández, con inteligencia para jugar la pelota, despliegue y llegada al área rival que conforma al técnico, hoy Quintero, aún sin la regularidad física del día a día, parecer estar un paso atrás.

Sabiendo que en su River nadie juega con el nombre y ante decisiones del técnico en momentos similares, resulta difícil creer que ambos puedan decir presentes de entrada ante Racing, aunque el mendocino parece tener una pequeña luz de ventaja sobre Quintero por su mayor acción en la pretemporada. Y al mismo tiempo surge el debate: ¿puede acoplarse Enzo al juego de Nacho Fernández cerca suyo? Tiempo atrás, el entrenador millonario brindó una respuesta concreta: "Yo considero que los buenos futbolistas pueden convivir con naturalidad. Cuando hablamos de dos jugadores que tienen un talento natural, como Nacho y Enzo, pueden complementarse lo más bien".

Otro punto central es que el cuerpo técnico siempre tuvo en consideración la jerarquía y el temple para disputar esta clase de compromisos trascendentales. Por eso, Pérez fue titular en todos los partidos de la Copa Libertadores desde que llegó al club (acumula 11, cinco en la edición 2017 y seis en la actual) e hizo lo propio en la final de la Copa Argentina 2017 con Atlético Tucumán y en la Supercopa Argentina 2017 frente a Boca, partidos en los que demostró que puede jugar junto a Fernández.

Así, el volante de 32 años acumula tres goles en 34 partidos (31 en el once inicial) y las tres veces que se sentó en el banco de suplentes terminó ingresando en el segundo tiempo. En tanto, Quintero suma 787 minutos distribuidos en 17 juegos (siete de titular) y acumula un gol y tres asistencias, transformándose además en una pieza importante de la gestación de juego en la estructura del equipo.

Las tareas de Quintero y Pérez en Rusia 2018

La presencia de Quintero en la lista de 23 de José Pékerman fue una incógnita hasta último momento debido a que no había sido tenido en cuenta por el DT en el último tiempo antes de llegar a River: solo fue al banco una vez en todas las Eliminatorias Sudamericanas -en la derrota 1-0 con Argentina en noviembre de 2015- y su último partido había sido el 30 de marzo de ese mismo año ante Kuwait en un amistoso.

Pese a eso, su presencia terminó determinante para Colombia en su segundo Mundial: había marcado un gol en tres partidos en Brasil 2014. Esta vez, en Rusia, jugó los cuatro encuentros de titular, completó 310 minutos, marcó un gol (ante Japón) y entregó dos asistencias (a Falcao ante Polonia y a Mina frente a Senegal).

Enzo Pérez llegó al Mundial de la manera menos pensada: Jorge Sampaoli decidió convocarlo ante la lesión de Manuel Lanzini, por lo que se terminó sumando al plantel el 10 de junio, a tan solo seis días del primer partido ante Islandia. Aunque no tuvo acción en el debut, el técnico lo eligió para ser titular en los siguientes tres juegos y el volante sumó 195 minutos entre Croacia, Nigeria y Francia, con la particularidad de que siempre fue reemplazado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.