Para el CEO global de Nissan "la recesión argentina no es un problema"

Nissan comenzó a producir en Córdoba la nueva pick-up Frontier, luego de invertir US$600 millones Crédito: Nissan
30 de julio de 2018  • 15:25

El CEO global de Nissan, Hiroto Saikawa, recorrió la enorme distancia que separa la sede central de la automotriz en Yokohama para llegar hasta Santa Isabel, en Córdoba. ¿El objetivo? El inicio de la producción en la Argentina de la pick-up Frontier, luego de una inversión de US$600 millones comprometida hace tres años para consolidar entre la Argentina y Brasil un hub para la fabricación de este tipo de vehículos.

El plan contempló la renovación de la planta para llevar su capacidad hasta las 70.000 unidades y la creación de 1000 puestos directos de trabajo (750 posiciones ya fueron llenadas) y 2000 indirectos. En lo que resta del año, se producirán 9000 unidades, cifra que crecerá hasta las 50.000 en 2019, de las cuales 30.000 corresponderán a Nissan y el resto a sus socios Renault (modelo Alaskan) y Mercedes-Benz (Clase X). A mediano plazo, la intención es atender al 10% del segmento del mercado local, donde ya hay jugadores de peso, como la Toyota Hilux, Volkswagen Amarok y Ford Ranger, por nombrar algunas.

Luego de un acto que incluyó la presencia del presidente Mauricio Macri; el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; y el presidente de Nissan América Latina, José Luis Valls, Saikawa respondió preguntas de periodistas locales y extranjeros. Consultado por LA NACION acerca de si los problemas económicos que atraviesa el país condicionarán sus planes de inversión, el directivo aseguró que no. "Para nosotros la recesión no es un problema -dijo-. La inversión que prometimos hace tres años fue parte de nuestra estrategia de expansión en América Latina", añadió.

Más adelante, Saikawa dijo que nuestro país "tiene un gran potencial de crecimiento si está bien administrado". Y agregó: "Si el Presidente y su equipo hacen un buen trabajo y pasan estas tormentas, a corto plazo los demás países van a creer en su economía. Apoyamos a Macri porque consideramos que va en la dirección correcta".

Asimismo, expresó que el foco de la inversión fue fortalecer la posición de la Argentina y Brasil frente a México, que tiene una industria más desarrollada. "Hay que pensar en eficiencia y producción -agregó ante otra consulta-. Estamos apostando a desarrollar un buen centro entre la Argentina y Brasil para el segmento de las pick-ups y puede pasar que algunas piezas que se producen en otro lado complementen el mercado. Si nos limitamos a México vamos a chocar contra un techo", cerró.

TEMAS EN ESTA NOTA