Tres maestros argentinos de visita y de inauguración

Sin título (1965), de César Paternosto
Sin título (1965), de César Paternosto
Nuevas muestras de Carlos Alonso, César Paternosto y Marie Orensanz
María Paula Zacharías
(0)
31 de julio de 2018  

Esta semana coinciden en la ciudad tres maestros del arte argentino, y es una gran noticia: ninguno de los tres vive en Buenos Aires. Marie Orensanz, Carlos Alonso y César Paternosto llegan desde distintas latitudes y las inauguraciones de sus muestras son citas imperdibles para los amantes del arte.

Pasado mañana, a las 18, abre Invisible, de Orensanz, en Benzacar, una muestra que reúne un conjunto de nuevas esculturas que dialogan con obras anteriores de la artista. Orensanz dice ser nómade: nacida en Mar del Plata, en 1936, expone en Alemania, Italia, Dinamarca, Venezuela, Colombia y los Estados Unidos. Desde 1975 vive en Montrouge, un encantador barrio de París, aunque viaja todos los años a la Argentina y también tiene casa y taller en Belgrano.

Orensanz ya está en la ciudad y adelanta detalles: "Va a haber obras recientes y algunas anteriores en diálogo. Una de las obras principales es un ojo de cerradura de tres metros de altura donde está calada la palabra Invisible. Lo que pretendo con esto es traspasar más allá de lo visible, ver más allá de la materia. Lo que vemos no es solamente lo que vemos: es lo complejo del ser humano", dice.

El jueves también inaugura Carlos Alonso una muestra de pinturas en Colección Fortabat, "Vida de pintor", después de varios años sin exposiciones individuales de este gran maestro del dibujo y la pintura. Nacido en 1929 en Tunuyán, Mendoza, vive desde 1981 en Unquillo, Córdoba. Desde allí, adelanta que las obras reunidas, realizadas entre 1968 y 2017, tratan sobre artistas que lo han inspirado en su trayectoria: "Son mis vínculos, aproximaciones y cercanías con ciertos autores de los que siempre entendí que eran parte de la pintura que yo quería hacer, del pintor que yo quería ser. Entonces se hablaba de pintura argentina, pintura española, francesa; yo entendía que la pintura era una sola y a ella quería pertenecer. Después hice mi primer viaje a Europa y pude ver a los maestros que conocía por malas reproducciones y lo confirmé: vi que la pintura era un océano donde nadábamos y a veces muchos nos ahogábamos. Empecé un buceo en la obra y en la vida de ciertos autores cargados de vitalidad, riqueza y sugestión. Mirando los cuadros de Van Gogh pensaba que eran como convivir con la naturaleza". Por eso, en la muestra está su serie Las cuatro estaciones de Van Gogh. También, un retrato de Egon Schiele muerto entre telas en blanco y, claro, retratos de su maestro Lino E. Spilimbergo.

Paternosto inaugura mañana miércoles en MCMC una exposición de obras sobre papel. Como Orensanz, tampoco es sedentario: vive desde hace una década en Segovia, a donde llegó después de 37 años de residencia en Nueva York, y también tiene profundos recorridos por América Latina. Nacido en 1931 en La Plata, suspira por Italia tanto como por Japón. Recientemente, los arquitectos Rafael Moneo y Pedro Elcuaz le propusieron intervenir la estructura portante del nuevo vestíbulo de llegada de la estación de Atocha en Madrid. Los planos de color de Paternosto aparecen y desaparecen a medida que el espectador camina.

"Contrastes y fugas", así se llama la exposición que lo trae, reúne un conjunto de construcciones y deconstrucciones geométricas realizadas en los últimos años en témpera sobre papel plegado, donde se observan una delicada manipulación del material y la maestría en el uso austero del color. Hay también pequeños y coloridos trabajos en papel de los años 60. Que la abstracción como significado haya sido el eje de su obra implica, como el mismo Paternosto ha dicho y escrito, una gran obstinación de su parte. Busca la expresión visual de lo poético.

Para agendar

Carlos Alonso: "Vida de pintor", pasado mañana, a las 19, en Colección Fortabat (Olga Cossettini 141); César Paternosto: "Contrastes y fugas", mañana, a las 19, en Galería MCMC (Figueroa Alcorta 3032); Marie Orensanz: "Invisible", mañana, a las 18, en Benzacar (Velasco 1287)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.