La medida se replicó en otros cuatro distritos

Las clases no empezaron ayer en la ciudad de Buenos Aires, Santa Cruz, Chaco y Tierra del Fuego
(0)
31 de julio de 2018  

El paro de la Ctera, que tuvo su epicentro ayer en la provincia de Buenos Aires, también registró un alto acatamiento en la Capital Federal, Chaco, Tierra del Fuego y Santa Cruz.

En la ciudad de Buenos Aires el acatamiento fue casi total, según los gremios porteños , que reclaman al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta la reapertura de las paritarias .

Los maestros agrupados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), quienes adhirieron a la jornada nacional de protesta convocada por la Ctera, piden que se vuelva a discutir el aumento que dispuso el gobierno porteño a principios de año, del 15% y sin cláusula gatillo.

El gremio también pide un "aumento salarial de emergencia" para hacer frente a las nuevas previsiones inflacionarias y que el gobierno contemple una mayor partida presupuestaria para el sistema educativo, entre otras exigencias.

Ayer, el gremio docente se movilizó junto a empleados estatales al microcentro porteño en contra del ajuste.

El paro también se hizo sentir en las provincias que habían anunciado su adhesión. Después del receso escolar, los chicos no volvieron a clases en Chaco, donde el conflicto no parece tener una salida pronta.

"La provincia no tiene fondos para aumentar a nadie. Si el gobernador [Domingo Peppo] tuviera el dinero para pagar los sueldos, para aumentar a los docentes, ya lo habría hecho", dijo ayer la ministra de Educación provincial, Marcela Mosqueda, según reprodujeron los medios locales.

El panorama es similar en Santa Cruz, que arrastra un duro conflicto docente desde el año pasado, cuando los maestros recibieron un aumento de apenas el 8%. Este año el gobierno de Alicia Kirchner todavía no definió aumentos y los gremios denunciaron que no les pagan los haberes desde marzo último.

En Tierra del Fuego, por su parte, los trabajadores denunciaron que la situación es "grave" y reclaman que el gobierno provincial los convoque para discutir los aumentos salariales congelados, según el sindicato docente, desde 2015. Ayer cumplieron el paro de 24 horas y se movilizaron en Río Grande y en Ushuaia.

En Corrientes, en cambio, los chicos sí volvieron a clases, pese a que se esperaba que los gremios también adhirieran a la medida de fuerza. Ayer, las escuelas funcionaron con normalidad y el gobierno se comprometió a seguir la negociación. La administración de Ricardo Colombi aseguró que convocará a los gremios en las próximas semanas.

Los gremios docentes, sin embargo, se manifestaron en el centro de la capital y hoy lo harán otra vez.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.