"Pipita" Higuaín, del poderoso Juventus al Milan, un grande venido a menos

Higuaín, sin lugar en la "Juve" de Cristiano Ronaldo
Higuaín, sin lugar en la "Juve" de Cristiano Ronaldo Fuente: AFP
Claudio Mauri
(0)
30 de julio de 2018  • 23:59

Aunque no ocupan el mismo puesto ni son futbolísticamente incompatibles, como quedó demostrado en los cuatro años que compartieron en Real Madrid, desde que Cristiano Ronaldo llegó a Juventus , el futuro de Gonzalo Higuaín pasó a estar en otro lado. La decisión de la Vecchia Signora fue transferirlo y, a falta del anuncio oficial, el delantero argentino continuará en Milan . En las últimas horas, Nicolás Higuaín, hermano y representante, acordaba los términos de un contrato por cuatro años, a razón de 7,5 millones de euros por temporada, el mismo salario que percibe en Turín.

La operación se cerraría con un préstamo inicial de 18 millones de euros y una obligación de compra por 36 millones dentro de un año. A Juventus volverá Leonardo Bonucci después de una temporada en el club lombardo. En conversaciones con los dueños de Juventus, Cristiano les manifestó la ambición de conseguir los principales objetivos -entre ellos, la Champions League - ya en esta temporada, para lo cual considera necesario la incorporación de importantes refuerzos, y el zaguero fue figura en los siete años que se vistió de blanquinegro.

Higuaín había llegado hace dos años a Juventus, procedente de Napoli , en 90 millones euros, cifra que constituía la adquisición más alta del calcio hasta que Cristiano estableció un nuevo récord con los 115 millones. Se va con dos scudettos y dos copas Italia. En cinco temporadas en la península entre Napoli y Juventus, "Pipita" suma 111 goles en 177 partidos por la Serie A. Otro club que se había interesado fue Borussia Dortmund, y sólo hubo sondeos de Chelsea, que tiene como nuevo técnico a Maurizio Sarri, con quien el delantero brilló en Napoli.

De 30 años, Higuaín no se revalorizó futbolísticamente durante el último Mundial, en el que disputó 123 minutos distribuidos en tres partidos sin convertir goles. Se reencontrará con su compañero en el seleccionado Lucas Biglia, a quien llamó en más de una oportunidad para asesorarse sobre la situación del club.

Se encontrará con un plantel sin grandes individualidades. Seguramente ocupará el puesto de Nikola Kalinic, el croata al que el director técnico mandó de vuelta en el Mundial por negarse a ingresar en los últimos cinco minutos del primer partido. Kalinic, que convirtió seis goles en 31 partidos de la Serie A, también chocó en Milan con el entrenador Gennaro Gattuso.

Si de la carrera de Higuaín ya se vio lo mejor, el club al que llega sigue metido en un largo túnel, lejos de los dorados años 80 y 90, de la época de Sacchi y Capello, de Gullit, Rijkaard y Van Basten.

Por quinto año consecutivo, Milan quedará afuera de la Champions League y participará en la Europa League porque el TAS aceptó su apelación a la sanción de exclusión que le impuso la UEFA por no cumplir con el Fair Play Financiero. En el último torneo finalizó sexto, a 31 puntos del campeón Juventus. Milan, con siete títulos, es el segundo entre los más ganadores de la Champions League, detrás de los 13 de Real Madrid. Y en cantidad de copas internacionales está tercero, con 21, precedido por Barcelona (22) y Real Madrid (27). No obtiene el scudetto desde 2011, tras lo cual empezó el monopolio de Juventus.

Un par de semanas atrás, Milan, que alcanzó su esplendor con la conducción de Silvio Berlusconi, cambió de dueño, pasó a manos del fondo norteamericano Elliot, tras la mala gestión del empresario chino Li Yonghong. Los nuevos propietarios ampliaron el capital en 50 millones de euros para socorrer unas cuentas en rojo, que infringían el Fair Play financiero. El pase de Higuaín exigió una delicada ingeniería económica para no vulnerar los reglamentos de la UEFA. Un grande venido a menos, el nuevo destino de Higuaín.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?