El ok del hijo de Lionel Messi: "¡Qué bien juega, eh!"

31 de julio de 2018  

Corre y salta un perro, cada vez más agotado bajo el devastador sol del verano español. Y da cierta pena el pobre perro, porque lo suyo es misión imposible: es Hulk, el perro de Lionel Messi, y lo que se propone es quitarle la pelota a su dueño. ¡Ja!

Se mueve ágil Messi y hace lo que quiere con la pelota. Delgado, feliz, bronceado, disfruta de un momento profundamente familiar, es el padre que le da espectáculo a sus hijos y amigos mientras Antonela graba el momento con un celular. Y entonces, con la inocencia de sus cinco años, salta la voz de Thiago reclamándole algo al padre: "¡Marcale gol, papi!".

Pero "papi" no quiere marcar ningún gol, se divierte moviendo la pelota por encima de Hulk, una y otra vez, una y otra vez. Se acaban las vacaciones del mejor futbolista de la última década, ya quedó atrás Ibiza y desde mañana se viene la pretemporada con el Barcelona. ¿Y la selección? Ni se fue, ni la deja, pero lo mejor es dejarlo disfrutar y seguir escuchando a Thiago, autor de comentarios inigualables mientras observa a su padre.

"¡Es muy bueno jugando al fútbol, eh!", dice Messi jr., que antes de cada partido hace siempre la misma pregunta al mejor del mundo. "Papá, ¿otra vez vas al gol te vas?". "Sí -le responden-, otra vez al gol, Thiago".