Corea del Norte trabaja en nuevos misiles balísticos

Fuentes de inteligencia señalan que siguen las tareas, semanas después de la cumbre
(0)
31 de julio de 2018  

WASHINGTON (The Washington Post).- Las agencias de inteligencia norteamericanas ven señales de que Corea del Norte está construyendo nuevos misiles en una fábrica que produjo el primer misil balístico intercontinental capaz de llegar a Estados Unidos , según fuentes de inteligencia.

Nueva evidencia obtenida, que incluye fotos satelitales tomadas en las últimas semanas, indican que se está trabajando en por lo menos uno y posiblemente dos misiles balísticos intercontinentales de combustible líquido en Sanumdong, en las afueras de Pyongyang, de acuerdo a oficiales de inteligencia que hablaron bajo condición de anonimato por tratarse de información clasificada.

Son los últimos hallazgos que comprueban que todavía hay actividad en las instalaciones nucleares de Corea del Norte, en momentos en que los líderes del país están negociando un desarme con Estados Unidos.

Los nuevos informes de inteligencia no sugieren una expansión de las capacidades de Corea del Norte, pero sí demuestran que se sigue trabajando en armas avanzadas semanas después de que el presidente Donald Trump tuiteara que Pyongyang "ya no representa una amenaza nuclear".

Los informes acerca de la construcción de un nuevo misil llegan después de la revelación de una instalación sospechada de estar enriqueciendo uranio, llamada Kansong y que Corea del Norte está operando en secreto.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, reconoció durante una comparecencia en el Senado la semana pasada que las fábricas de Corea del Norte "continúan produciendo material fisibile" usado para armas nucleares. Se negó a responder si Pyongyang está construyendo nuevos misiles.

Durante la cumbre con Trump en junio, el presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un aceptó un vago acuerdo para desnuclearizar la península coreana. Pero desde entonces, Corea del Norte ha dado pocas señales tangibles que comprueben su intención de desarmarse.

En cambio, oficiales de Corea del Norte mostraron su intención de engañar a Washington sobre la cantidad de cabezas nucleares y misiles que tienen, así como el tipo y la cantidad de instalaciones, y rechazar a los inspectores internacionales, de acuerdo a inteligencia reunida por agencias norteamericanas. Su estrategia incluye afirmar que se han desnuclearizado por completo al declarar la entrega de 20 cabezas nucleares, pero reteniendo docenas más.

La fábrica de Sanumdong produjo dos de los misiles balísticos intercontinentales norcoreanos, incluyendo el poderoso Hwasong-15, el primero con un rango capaz de alcanzar la Costa Este de Estados Unidos. La nueva evidencia obtenida apunta que se sigue trabajando en al menos un misil Hwasong-15 en la planta de Sanumdong, de acuerdo a imágenes obtenidas en las últimas semanas por la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial.

"Los vemos yendo a trabajar igual que antes", dijo un oficial de inteligencia norteamericano, que, igual que el resto, habló bajo condición de anonimato. La excepción, dijeron los oficiales, es la estación de lanzamiento de satélites de Sohae, en la costa oeste de Corea del Norte, donde se puede ver a los trabajadores desmantelando una lugar de pruebas, una promesa que se la había hecho a Trump durante la cumbre de Singapur.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.