5 paseos en Buenos Aires y Zona Norte para hacer con ojos de turista

La cámara de fotos es un aliado infaltable para sentirte viajera.
La cámara de fotos es un aliado infaltable para sentirte viajera. Crédito: Pixabay
María Florencia Sanz
(0)
3 de agosto de 2018  • 00:55

Recorrer Buenos Aires y descubrir sus rincones siempre es un buen estímulo para alegrar el alma. Es cierto que hacer una selección acotada puede ser injusto, ¡porque hay demasiado por ver! Pero estos son algunos de los lugares más emblemáticos que casi cualquier turista incluiría en su lista.

Te invitamos a que hagas el ejercicio de recorrerlos con ojos de viajera, aunque alguno quizá quede muy cerca de tu casa.

Museo Nacional de Bellas Artes

Bellas Artes, en Recoleta.
Bellas Artes, en Recoleta. Crédito: Florencia Sanz

En la lista de lugares a visitar durante un viaje seguro hay algún museo, ¿pero cuánto conocemos de los nuestros? Si fuéramos turistas en Argentina sin dudas el Museo Nacional de Bellas Artes sería un lugar que no dejaríamos pasar.

Desde su origen en 1896, fue pensado como un espacio para albergar arte internacional de todos los períodos históricos, y promover y consolidar el arte argentino.

Su colección cuenta con más de 12 mil piezas de los artistas más destacados como Monet, Picasso, Kandinsky, Van Gogh, Pollock, Berni, Xul Solar, Marta Minujin, entre muchos otros. Pueden ver desde arte prehispánico y colonial (en una sala ambientada para sentirte inmersa en ese universo) hasta mobiliario francés.

Eculturas de Rodin en el MNBA.
Eculturas de Rodin en el MNBA. Crédito: Florencia Sanz

Lo mejor: 40 salas para recorrer la historia del arte universal de forma totalmente gratuita.

El dato: la muestra Venecia en clave verde, que rememora cuando el artista argentino, Nicolás García Uriburu, tiñó con una sustancia fluorescente las aguas de Venecia en 1968 para denunciar la actividad humana que trastoca la naturaleza.

Cuándo: de martes a viernes, de 11 a 20, y sábados y domingo, de 10 a 20.

Dónde: Av. Del Libertador 1473, Recoleta.

Más info: www.bellasartes.gob.ar

Jardín Botánico

El Jardín Botánico, un pulmón verde y mucho más en la ciudad.
El Jardín Botánico, un pulmón verde y mucho más en la ciudad. Crédito: Florencia Sanz

Apenas se atraviesa la puerta del Jardín Botánico, el ruido de las bocinas y del tránsito desaparece, el ritmo acelerado de la vida en la ciudad se pone en pausa y la naturaleza grita presente.

En sus más de siete hectáreas, el Jardín Botánico, perteneciente al Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, reúne 1500 especies de Asia, África, Oceanía, Europa y América. Por supuesto, se destaca la flora argentina y es una buena oportunidad para conocer ejemplares típicos como el jacarandá, el ceibo y el ombú.

Además de disfrutar de la naturaleza, podés aprender sobre ella con visitas guiadas, cursos de jardinería y huerta urbana, y en la Biblioteca infantil de la naturaleza.

Lo mejor: el invernáculo principal, exponente del art nouveau francés de fines del siglo XIX, y las esculturas que dialogan con la naturaleza que las rodea. Busquen: El despertar de la Naturaleza y La loba romana.

El dato: hace poco recibieron semillas de baobab (el árbol de El Principito) y están trabajando en su germinación.

Cuándo: en invierno de martes a viernes de 8:00 a 17:45. Sábados, domingos y feriados de 9:30 a 17:45. Entrada gratuita.

Dónde: Av. Santa Fe 3951, Palermo.

Más info: http://www.buenosaires.gob.ar/ambienteyespaciopublico/mantenimiento/espaciosverdes/jardinbotanico

La Abadía Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos

La Abadía, centro cultural que te transporta al pasado.
La Abadía, centro cultural que te transporta al pasado. Crédito: Florencia Sanz

Entre los barrios de Palermo y Belgrano, en lo alto de una barranca detrás de un gran paredón, casi como un tesoro escondido, se alza la Abadía de San Benito, conocida hoy en día como La Abadía Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos.

Fue fundada en 1914 por un grupo de monjes benedictinos y su diseño está inspirado en un monasterio español de mediados del siglo XI de estilo románico. Cuando la zona comenzó a sobrepoblarse, los monjes se trasladaron al campo y la Abadía funcionó como residencia para estudiantes.

Pero a partir del 2013, se impulsó su puesta en valor, conservando la riqueza arquitectónica y la paz de sus espacios. A ello se sumó una propuesta cultural muy variada con cursos de literatura, charlas de música clásica, conciertos, un espacio teatral, exposiciones de arte y visitas guiadas por el edificio.

Lo mejor: las columnas de sus galerías que rodean el jardín geométrico te hacen sentir en Europa. ¡Llevá la cámara porque vas a querer hacer un book de fotos!

El dato: dentro de la Abadía hay un café que reabrirá en septiembre con más espacio y una nueva carta. Además, en su Tienda La América pueden comprar artesanías y piezas de diseño de Latinoamérica.

Cuándo: de martes a domingo: 12 a 20 hs. Feriados: 12 a 20 hs. Entrada gratuita al edificio.

Dónde: Gorostiaga 1908 y Luis María Campos, Palermo.

Más info: www.laabadia.org

Villa Ocampo

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Florencia Sanz

Escritora, intelectual, feminista, mujer revolucionaria que dejó huella. Esa fue Victoria Ocampo. Recorrer su casa, la que antes supo ser la residencia de verano de la familia Ocampo, es viajar un rato hacia el pasado y espiar un poco su intimidad.

Cuando aún vivía, Victoria decidió donarla a la Unesco como Observatorio Cultural para que continuara su labor: reunir la cultura. Es que ahí se gestó la mítica Revista literaria Sur y se hospedaron los intelectuales más importantes de la época como Albert Camus, Saint Exupéry, Neruda y Le Corbusier, entre otros.

Villa Ocampo, la sala de estar y el living
Villa Ocampo, la sala de estar y el living Crédito: Archivo La Nación

El paseo también tiene un gran valor para los amantes de la arquitectura, porque la casona fue declarada Monumento Histórico Nacional Argentino. Victoria redecoró los ambientes rompiendo moldes y convencionalismos. Por ejemplo, sacó los empapelados de muchas habitaciones y pintó las paredes de blanco, algo impensado en ese momento.

Lo mejor: la visita guiada que recorre los hermosos jardines de la casa y sus distintas salas.Imperdibles: la habitación de Victoria, el baño en suite totalmente original y la biblioteca con sus más de 11 mil libros.

El dato: en la casa funciona un bistró en el que podés degustar algunas exquisiteces mientras disfrutás de la vista del parque. Hay opciones libre de gluten.

Cuándo: viernes a domingos y feriados de 12:30 a 19. Bono contribución general: $90.

Dónde: Elortondo 1837, Beccar.

Más info: http://unescovillaocampo.org/web/

Boulevard Sáenz Peña

Boulevard Sáenz Peña, un ricón único del Tigre.
Boulevard Sáenz Peña, un ricón único del Tigre. Crédito: Florencia Sanz

Podría decirse que este espacio surgió casi de casualidad y de forma espontánea. Todo empezó hace nueve años, cuando el restóBoulevard Sáenz Peña se instaló en la zona para brindar rica comida y un lugar para mostrar antigüedades, libros, arte y diseño.

Poco a poco, se fueron sumando otros emprendimientos que comparten los mismos intereses. Por eso, el Municipio de Tigre lo llamó Distrito de Arte, Diseño y Gastronomía Boulevard Saenz Peña.

Entre sus calles, en antiguas casas y ph remodelados, van a encontrar un mercado de antigüedades, un teatro, estudios de cocina, espacios de arte y diseño que dictan talleres, barcitos, tiendas de ropa vintage, un espacio de encuentro literario, y muchos más.

Lo mejor: el Boulevard no es un proyecto acabado,sino que está en permanente movimiento y crecimiento con nuevos espacios.

El dato: el año pasado, el Boulevard celebró la primera edición del festival Cultura Retro, pensado para los amantes del vintage y los mercados callejeros. Podés encontrar muebles desde los años 50 hasta los 80, ropa, vajilla, latas y todo tipo de objetos antiguos. Agendá la próxima, el 8 de septiembre.

Cuándo: los días y horarios de apertura varían en cada local.

Dónde: Sáenz Peña entre Albarellos y Sarmiento (y sus calles aledañas), Tigre.

Más info: FB @DistritoBoulevardSaenzPena

¿Conocés alguno de estos lugares o te pasa como a la mayoría, que por estar tan cerquita todavía no fuiste? ¿Qué otro spot turístico de la ciudad recomendarías? También mira: Bariloche sub-4: programas para conocer la nieve con los más chiquitos y Duchas de agua fría y comida de prisionero: así es la experiencia de alojarse en esta ex cárcel

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.