Por qué hay que dejar de pedir por dos años el regreso de la Fórmula 1 a la Argentina

Un Red Bull de Formula 1, en una exhibición en Av. Libertador, en 2012 Fuente: Archivo
1 de agosto de 2018  • 12:00

El regreso de la Fórmula 1 a la Argentina se demora una vez más. Transcurrieron dos décadas desde la realización del último Gran Premio, en 1998, y aunque los intentos para recuperarla han sido múltiples y afanosos, nunca se cristalizan.

¿Habrá que dejar de pedir el regreso de la Fórmula 1 por dos años? "Eso parece", le asegura a LA NACION un alto dirigente del automovilismo mundial -que no es Jean Todt- en el décimo piso del Automóvil Club Argentino, tras una entrevista con el mandamás de FIA. "Ya se estaba discutiendo la letra chica del contrato, pero la crisis cambiaria y la devaluación dejaron las conversaciones en un escenario en el que por ahora no se puede avanzar", dice.

La fuente aclaró que el proyecto era impulsado por un consorcio que involucra a una fuerte empresa mexicana de telecomunicaciones, a una cadena de TV y a un poderoso banco multinacional que sponsorea en Fórmula 1, que necesitaban respaldo de los gobiernos porteño y nacional para anudar el acuerdo con Liberty Media. "El gobierno no tenía que poner mucho dinero pero en este marco, ¿cómo lo anuncia a la sociedad? Imposible. Si Macri es reelecto en 2019, quizás en 2020 se puedan reiniciar las negociaciones", explicó la fuente.

El trazado del GP de Buenos Aires diseñado para un hipotético regreso Crédito: Captura TV

La inversión oficial estaba destinada a la remodelación del autódromo porteño, que recibió con intermitencias a la Fórmula 1 entre 1953 y 1998. Un año atrás, el director de carreras de la F-1, el británico Charlie Whiting, pasó por el coliseo de la velocidad para evaluar las modificaciones necesarias de cara a un eventual regreso.

El calendario actual de la Fórmula 1 contempla 21 Grandes Premios; a esa lista quieren sumarse Miami (no antes de 2020), Vietnam (con un callejero en Hanoi) y Sudáfrica (en el renovado circuito de Kyalami, que celebró su último GP en 1993). Los equipos, en cambio, pretenden una reducción de la cantidad de pruebas.

TEMAS EN ESTA NOTA