El presidente de Cabify, contra Uber: "Evitan un montón de costos que nosotros tenemos que absorber"

"Para poder seguir invirtiendo en la Argentina, necesitamos tener certidumbre en cuestiones de competencia", dijo Ricardo Weder, presidente de Cabify
"Para poder seguir invirtiendo en la Argentina, necesitamos tener certidumbre en cuestiones de competencia", dijo Ricardo Weder, presidente de Cabify Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Sofía Terrile
(0)
31 de julio de 2018  • 14:52

La historia de Cabify en la Argentina quedó marcada por las acciones de su competencia, Uber . A pesar de que la app tecnológica de transporte privado nacida en España llegó a la Argentina y regularizó su situación luego de desembarcar, los choferes y los usuarios denuncian ataques en las redes, que también sufre su adversaria californiana.

De paso por Buenos Aires , Ricardo Weder, presidente de Cabify, dialogó con LA NACION y reclamó un "piso parejo" de competencia para poder operar y crecer. "Para poder seguir invirtiendo en la Argentina, necesitamos tener certidumbre en cuestiones de competencia", dijo.

La empresa opera en Buenos Aires y Rosario , y el ejecutivo adelantó que tiene en la mira a cinco ciudades más de la Argentina, entre ellas Mendoza -que hoy aprobó la ley que regula actividad de las apps de este tipo- y Córdoba. Además, adelantó que buscará consolidarse en toda la región con alternativas como un sistema de alquiler de scooters (motos eléctricas) y de bicicletas.

¿Existe una dicotomía entre ser legal y estar regularizado y poder competir por precio?

En cuestión de precios somos bastante competitivos, aunque es evidente que el hecho de que nosotros trabajemos de la forma adecuada, pagando los impuestos correspondientes, implica costos adicionales y es un problema también en términos de disponibilidad de flota. Estamos viviendo en un ecosistema donde no tenemos un piso parejo de competencia contra las otras plataformas. Nosotros hemos hecho una inversión importante en la Argentina y nos causa un poco de ruido el hecho de estar en desventaja competitiva. Hay un competidor [Uber] que está evitando un montón de costos en su operación que nosotros tenemos que absorber.

¿Ustedes consideran a Uber competencia desleal?

Ni siquiera lo considero competencia porque no son legales. Evidentemente es una competencia desleal y es una falta de piso parejo. Esperamos que eso cambie en el futuro y que haya mayor confianza para invertir en el país.

¿Qué les puede decir a los choferes y usuarios de Cabify que denuncian en las redes ataques por parte de taxistas?

Condenamos cualquier tipo de violencia hacia cualquier alternativa. En un estado de derecho debería haber los mecanismos judiciales y de comunicación para arreglar cualquier tipo de confrontación.

¿Se reunieron con las autoridades por este tema?

Hemos tenido buenos canales de comunicación con las autoridades locales. Pero aquí hay una falta de información. Hay un tema de base: en las ciudades, la movilidad es uno de los primeros indicadores de calidad de vida. Un auto particular está parado el 96% del tiempo. Estamos generando ciudades alrededor del automóvil, y no de la movilidad. Debería haber alternativas públicas y privadas que hagan que no tengas la necesidad del coche propio. El taxista es parte de esta ecuación. Podemos coexistir de forma adecuada.

¿Hubo algún tipo de compromiso o promesa por parte del Gobierno?

Mantenemos una comunicación abierta y constante. Lamentablemente, por otro lado, también está el tema de la competencia desleal.

En este momento en España hay una huelga de taxistas en su contra y la Argentina no es la excepción en cuanto a reclamos por parte del sector más tradicional del transporte. Sin embargo, ¿acá se encontraron una oposición más aguerrida?

Cada revolución genera resistencia del statu quo, y sobre todo dentro de ciertos grupos radicales. No son todos los taxistas.

¿Tienen un canal de diálogo abierto con los taxistas?

Entendemos que es solo una pequeña facción radical la que puede generar actos de violencia que condenamos fuertemente. Entendemos que puede haber confusión entre nuestro modelo que es 100% legal y otros que no lo son, aunque no justifica la violencia. Pero nuestro competidor hoy es el vehículo particular. Si todos entendemos esto, podemos mejorar la calidad de vida a través de la movilidad.

¿Le preocupa la canibalización de los choferes de una app a la otra? Muchos tienen activadas ambas aplicaciones en sus teléfonos.

Es preocupante, pero nuestra propuesta de valor está enfocada en ser la propuesta de mayor calidad en el servicio, por lo que buscamos un perfil de conductor especial. Nosotros podríamos ofrecer mejores condiciones si no tuviéramos competencia desleal. Hoy cada chofer se lleva el 75% de cada viaje y hay bonos que les damos por eficiencia y otros parámetros, que hace que aumente lo que ganan.

Los bonos de eficiencia, ¿no dan la posibilidad de que los choferes aleguen relación de dependencia por incentivos?

Vemos cómo la tecnología avanza mucho más rápido que la capacidad de adaptación de los gobiernos y de la economía. El cambio exponencial hace que sean necesarios los nuevos modelos de negocios como la economía colaborativa. Hay que entender que lo que se busca es generar valor para repartirlo entre todos los involucrados -en este caso la plataforma y el conductor-. El conductor tiene la libertad de conectarse los días y las horas que ellos crean adecuados. Tenemos que compensar de alguna forma las prácticas de un competidor que no enfrenta los costos de la legalidad. En definitiva, creo que los modelos de negocios de este tipo cada vez se harán más presentes.

¿Y otros modelos de relación laboral? ¿También se harán presentes?

Nosotros estamos abiertos. Es necesario encontrar nuevos esquemas, pero hay que entender que son transiciones y que hay que ir respetando a los involucrados para permitir que todo el sector se pueda modernizar. Hay que pensar en cómo se va a desplazar toda la fuerza laboral hacia las nuevas industrias. Es evidente que tendremos que explorar nuevas alternativas.

¿Qué opina sobre las afiliaciones de algunos de sus choferes a sindicatos?

Nosotros no estamos cerrados a ningún tipo de colaboración, pero en este momento [afiliarse a un sindicato] no es el modelo que hace sentido. Empecemos por el hecho de que no tenemos un piso parejo de competencia. Estamos evolucionando como nuevos modelos. En este momento el adecuado es el que se plantea sobre la mesa: no se puede tener lo bueno de la economía colaborativa y también lo bueno de otros modelos. No va a funcionar, porque así no se puede generar nuevo valor.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.