srcset

Comunidad

La lucha de los bomberos de La Matanza para poder usar sus nuevas autobombas

Gastón Rodríguez
(0)
31 de julio de 2018  • 15:58

Durante más de seis años los bomberos voluntarios de La Matanza no pudieron usar dos autobombas compradas en el exterior por culpa de una deuda millonaria con la AFIP. Pero bastó que pidieran la colaboración de la comunidad para que en apenas tres semanas superaran las 40.000 firmas de apoyo en la plataforma de peticiones change.org, lo que provocó que el ente recaudador les ofreciera un nuevo plan de pagos y la promesa de disponer de los vehículos para su trabajo.

"Es una historia muy loca, de mucho sacrificio -advierte David Rodríguez, secretario del Consejo Directivo de los Bomberos Voluntarios de La Matanza-, pero que por suerte parece tener un final feliz".

Todo comenzó en 1992, cuando los directivos de entonces decidieron interrumpir el pago al fisco de las cargas sociales del personal rentado -cuarteleros y administrativos- de los seis destacamentos de bomberos que tiene el partido de La Matanza. "Nunca contestaron ni una intimidación así que los intereses por mora se fueron acumulando. A marzo de 2016 la deuda ascendía a 36 millones de pesos", recuerda Rodríguez.

La actual gestión, que asumió hace un año y medio y tiene el atributo excepcional de estar conformada por bomberos retirados, se comprometió a normalizar la situación, aún a un costo elevadísimo.

Los bomberos voluntarios de todo el país están en "alerta y movilización" y convocaron un abrazo simbólico al Congreso para el 2 de agosto a las 10.30
Los bomberos voluntarios de todo el país están en "alerta y movilización" y convocaron un abrazo simbólico al Congreso para el 2 de agosto a las 10.30

"Nos metimos en una moratoria de 60 cuotas de casi 600 mil pesos cada una. Eso resiente las finanzas de la institución y nos genera un déficit mensual de alrededor de un millón 400 mil pesos. Por eso nos estamos atrasando con las cargas sociales actuales. Lamentablemente no podemos hacernos cargo de todo", explica el directivo.

De acuerdo a información oficial de la AFIP, Bomberos Voluntarios de La Matanza, que registra 44 empleados en relación de dependencia, mantiene una deuda con el fisco de algo más de nueve millones de pesos por no pagar los aportes y contribuciones a la Seguridad Social.

Este saldo le impide a la institución acceder al Certificado de Ventajas Impositivas (CEVI), que les permitiría usufructuar las dos autobombas que fueron retenidas en la Aduana.

"Esos camiones -remarca Rodríguez- nos hacen falta, no es que los queremos para salir a pasear. Hoy tenemos una flota de 40 unidades, de las cuales solo funciona la mitad. Hay algunas que tienen más de 40 años, y este no es un cuartel de pueblo que no sale todos los días, por el contrario, tenemos cinco mil servicios al año en un partido donde viven más de dos millones de personas".

En julio de 2012, los bomberos de La Matanza recibieron un subsidio de parte del municipio que les permitió comprar en Estados Unidos dos autobombas de última generación (para aquel momento) por las que pagaron un total de 20 mil dólares. Sin embargo, la deuda registrada con la AFIP les trabó los vehículos en la Aduana de Campana. Tuvo que pasar un año y medio hasta que les autorizaron "la posesión sin derecho a uso". Desde entonces están estacionados en el cuartel central destacando entre la flota de viejos camiones.

Rodríguez explica que durante ese tiempo pidieron por todos los medios que les permitieran usar las autobombas "pero nadie nos escuchaba". Hasta que a alguien en el cuartel se le ocurrió la campaña de las firmas.

"Es indignante ver cómo a las empresas se les dan planes de pagos para aumentar sus ganancias y a nosotros que con tanto esfuerzo damos todo por la sociedad sin pedir nada a cambio, nos traban el uso de las autobombas", escribió el bombero y vicepresidente de la institución, Gustavo Cid, en la petición "Firmen para que podamos usar 2 (dos) Autobombas" de la plataforma change.org, dirigidas al titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, y al Director de la Aduana, Diego D'Avila.

La reacción fue inmediata (están muy cerca de llegar a las 50.000 firmas que necesitan) y la AFIP no tardó en comunicarse con los bomberos y proponerles una solución. Se trata de un plan de pagos de seis cuotas de un millón 700 mil pesos cada una que, a priori, parece inalcanzable para las arcas de la entidad, sin embargo, el hecho de aceptar la propuesta los habilita automáticamente a tramitar el CEVI.

Los bomberos voluntarios de todo el país están en "alerta y movilización" y convocaron un abrazo simbólico al Congreso para el 2 de agosto a las 10.30
Los bomberos voluntarios de todo el país están en "alerta y movilización" y convocaron un abrazo simbólico al Congreso para el 2 de agosto a las 10.30

Deudas y desfinanciamiento

La frágil economía de los bomberos de La Matanza, lejos de ser un caso aislado, es reflejo de la situación general de quienes prestan un servicio invalorable a la comunidad. En junio de este año, el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios se declaró en estado de alerta "ante la situación de desfinanciamiento que atraviesa a cada uno de los eslabones que componen el sistema bomberil y la inminente imposibilidad de brindar a la comunidad el servicio de seguridad siniestral".

De acuerdo a lo denunciado por el Consejo, "la falta de cobro del subsidio, establecido por Ley Nacional N° 25.054, impide a los más de 1000 cuarteles mantenerse operativos y en funcionamiento para salvar las vidas en casos de siniestros y los bienes de los argentinos en todo el territorio nacional".

Por la difícil situación que atraviesan, se declararon en estado de alerta y realizarán el próximo jueves 2 de agosto, a las 10.30, un abrazo simbólico al Congreso y un toque de sirena de un minuto en todos los cuarteles de bomberos voluntarios del país. Piden la colaboración de todos los ciudadanos bajo la consigna: #BomberosSomosTodos.

"El año pasado -dice Rodríguez- cobramos de subsidios un millón ochenta mil pesos, y este año encima nos quieren pagar menos. Eso no nos alcanza para vivir. Solo de combustible gastamos 150.000 pesos al mes. Podemos seguir adelante porque tenemos el club, algunas propiedades que nos donaron y que alquilamos y porque todo el tiempo hacemos actividades para recaudar dinero. Esa la verdad. Nos la pasamos pidiendo limosna".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.