"Necesitamos que ustedes trabajen para encontrar un punto de encuentro", les pidió Claudia Piñeiro a los Senadores en el debate por el aborto

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
31 de julio de 2018  • 18:26

La escritora Claudia Piñeiro fue una de las últimas oradoras del debate en comisión para la despenalización del aborto en el Senado y les pidió a los parlamentarios llegar a un punto de encuentro porque "no nos podemos ir a nuestra casa, como vinimos".

"Si me dicen que no lo pueden aprobar porque el cura los reta, deberían trabajar de otra cosa", les dijo Piñeiro a los senadores, y agregó: "No tenga una mirada de corto plazo".

"La democracia es encontrar puntos de encuentro, hay que representar a todos y a nosotros no nos están queriendo representar. No me digan que no hay un punto de encuentro, sigan buscando, para eso están en esta legislatura", insistió.

La escritora aseguró: "Estamos hablando de un problema de salud que tenemos y no podemos negar más. Es una de las grandes conquistas con este debate. El otro asunto es la cantidad de gente que por lo menos a los que estamos a favor se ha acercado a decir 'yo aborté', 'mi hermana abortó, 'mi mujer'. En mi familia hay gente de 90 años que pudo decir ahora 'me hice un aborto'. Esa gente hoy ha recibido reparación nuestra. Hemos siempre condenado a silencio, clandestinidad e ilegalidad a gente que pasó situaciones traumáticas y no pudimos abrazar. Hoy los abrazamos".

La exposición en el Senado de Claudia Piñeiro a favor de la despenalización del aborto

10:27
Video

"Tenemos dos situaciones contradictorias. Una ley que viene con media sanción de Diputados y una posición de oposición y el rechazo de esa ley. Entre esos dos extremos no tiene que haber un abismo sino un puente, donde se miren, conversen y encuentren un lugar donde juntarse", pidió Piñeiro.

Piñeiro le dijo a los Senadores: "Ustedes son responsables de esto. Están trabajando por nuestra salud. La de las mujeres, para que salga esta ley o la mejor que crean posible. Lo que no pueden hacer es rechazarla. El rechazo me parece una aberración".

También cuestionó a la UCR por ser el partido que menos legisladores apoyarían la modificación del aborto: "Las palabras que se repiten entre los jóvenes en el radicalismo es papelón y vergüenza".

Esta frase generó rechazo de parte de la parlamentaria riojana Inés Brizuela y Doria, que le respondió: "El aborto a libre demanda no es la solución al conflicto. No encuentro más progresismo y cosa revolucionaria que proteger al más vulnerable. No está bueno que vengan a decirnos lo que tenemos que hacer y tomen el monopolio".

La reacción de la escritora no se hizo esperar y le respondió: "Quisiera saber qué le va a decir a una persona cuando va a un lugar clandestino cómo la van a salvar a la segunda vida. ¿Qué van a hacer? ¿Van a correr a todos los lugares clandestinos? ¿Van a ver si alguna mujer compró perejil en la verdulería y se lo está clavando? ¿Van a sacar las perchas de todos los supermercados para que nadie se clave una percha? No entiendo. Ojalá, encuentren ese punto".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.