En el cierre de las exposiciones, los oradores dieron los últimos argumentos

Pese a la poca presencia de senadores, hubo fuertes cruces entre legisladores e invitados a la audiencia
Pese a la poca presencia de senadores, hubo fuertes cruces entre legisladores e invitados a la audiencia Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Gabriel Sued
(0)
1 de agosto de 2018  

Promotores y detractores de la legalización del aborto dieron ayer, en el cierre de la ronda de exposiciones, sus últimos argumentos para tratar de incidir en la voluntad de los senadores, volcados ya a las negociaciones para la firma de los dictámenes, programada para hoy.

En un salón lleno, pero con poca asistencia de legisladores, las intervenciones sobresalientes fueron justamente las que generaron cruces entre los expositores y los senadores. La escritora Claudia Piñeiro, favorable a la legalización, provocó la reacción de Inés Brizuela (Cambiemos-La Rioja). La médica Chinda Brandolino, que se opone al proyecto, tuvo un intercambio encendido con Alfredo Luenzo (Argentina Federal-Chubut).

Como ya había pasado en Diputados , Piñeiro dio uno de los discursos más celebrados por los promotores de la reforma. Pidió a los senadores de una y otra posición que buscaran un punto de encuentro entre el proyecto aprobado por la Cámara baja y la mera despenalización de la mujer que aborta, opción apoyada por muchos senadores que se oponen a la legalización del aborto.

Y exhortó a los legisladores que anticiparon su voto negativo debido a presiones sufridas en sus provincias. "Entiendo que debe ser difícil que el obispo de su pueblo mire en misa a sus hijos y les diga que su padre o su madre es tal o cual cosa. Pero si no pueden votar con libertad porque el obispo los reta, se tienen que dedicar a otra cosa", dijo.

La exposición en el Senado de Claudia Piñeiro a favor de la despenalización del aborto

10:27
Video

Piñeiro destacó que el bloque que menos votos en proporción estaba aportando para la aprobación de la reforma era el de la UCR . "Entre los dirigentes del radicalismo se escuchan las palabras papelón y vergüenza. El radicalismo es un partido laico y reformista. Sigan buscando un camino de encuentro", les dedicó, y cerró con una frase del guionista Daniel Kaufmann: "Nunca nadie se arrepiente de ser valiente".

Mientras se movía inquieta en su asiento, Brizuela pidió la palabra para responder. "No podemos menospreciar la posición del otro", se quejó tras identificarse como radical, y agregó: "Soy parte de un partido laico y reformista, y desde mi formación no encuentro nada más revolucionario que defender al más vulnerable". Antes de dejar el estrado, Piñeiro volvió a responderle: "Los abortos van a seguir existiendo. ¿Qué van a hacer para cuidar las dos vidas? ¿Van a sacar el perejil de las verdulerías y las agujas de tejer de las mercerías?".

El clima ya se había recalentado con la exposición de Brandolino, directora en de la ONG Pro-Familia y Acción por la Vida, de La Plata. Tras rechazar todos los datos que brindó la semana pasada el ministro de Salud, Adolfo Rubisntein, sostuvo que en la Argentina hay 16.000 abortos por año y afirmó que la legalización aumentaría la cantidad.

La exposición provocó la reacción de parte del público cuando Brandolino exhibió en pantalla imágenes explícitas de abortos, entre las que incluyó la imagen de lo que parecía un parto a término con complicaciones. Un médico tiraba de manera brutal de los pies de un bebé que tenía la cabeza dentro del vientre de su madre. "¡Eso es un parto! ¡Es un parto!", gritaron desde el fondo del salón. Pese a que el presidente de la Comisión de Salud, Mario Fiad (Cambiemos-Jujuy), pidió al asistente de Brandolino que detuviera el video, las imágenes siguieron su curso varios segundos.

"Eso que usted nos muestra pasa en la clandestinidad", le enrostró Pamela Verasay (Cambiemos-Mendoza). Después la cruzó Luenzo. "Usted basó su exposición en estadísticas. Si fueran ciertos los datos que dio el ministro Rubinstein, ¿usted estaría a favor de la ley?", le preguntó. La médica dijo que no podía hablar sobre supuestos. "Usted está a favor de la clandestinidad", le endilgó el senador.

El cierre de exposiciones incluyó la intervención de la exdiputada Margarita Stolbizer, a favor de la reforma. "Quien vote a favor jamás se va a arrepentir de haberlo hecho, quien vote en contra, ante la primera muerte, se señalará a sí mismo", argumentó. El último discurso lo dio el exdiputado y jurista Jorge Vanossi, quien sostuvo que la reforma tal como se votó en Diputados es "inconstitucional".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios