Cuadernos de las coimas: los empresarios que aún busca la Justicia

Fuente: Archivo
(0)
1 de agosto de 2018  • 10:25

Francisco Rubén Valenti

IMPSA

Fue el número dos de Enrique Pescarmona en la metalúrgica IMPSA durante años. Siempre se quejó de que el kirchnerismo había priorizado la adjudicación de obras a otras compañías antes que a la firma de origen mendocino. Su última disputa con Julio De Vido fue por las centrales patagónicas, que había ganado en una licitación que luego fue suspendida. Cuando se reanudó el proceso, el negocio quedó para Electroingeniría.

Oscar Thomas

Yacyretá

Fue el director de la Entidad Binacional Yacyretá, que administra la central del lado argentino, durante el kirchnerismo. Tuvo un perfil bajo, pero una cercanía única con Julio De Vido. De las partidas de Yacyretá salieron los fondos para financiar la costosa edición de un libro que celebraba la gestión de Néstor y Cristina Kirchner.

Carlos Wagner

Cámara de la Construcción

Fue presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco). En el marco por la investigación del Lava Jato, se lo señaló como el puente entre la constructora Odebrecht y el equipo del exministro Julio De Vido. "Eso que dicen es falso", dijo a LA NACION cuando se lo consultó por ese tema.

Juan Carlos de Goicoechea

Isolux Corsán

Este abogado cordobés era presidente de la filial local de la española Isolux Corsán, que se quedó con contratos importantes en el kirchnerismo. El más resonante es la construcción de la central a carbón de Río Turbio, una obra multimillonaria que costó mucha más de lo que se preveía y, si bien fue inaugurada por Cristina Kirchner, nunca funcionó. En marzo pasado la empresa removió a la cúpula local, incluido Goicoechea, "respaldados por el resultado de una investigación interna previa realizadas por indicación del nuevo equipo de gestión", según afirmó la compañía.

Cómo funcionaba el mecanismo de las coimas que trasladaba el chofer de Baratta

4:01
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.