El cuaderno de las coimas: Gerardo Ferreyra, el empresario que creció con los Kirchner y hoy está detenido

Es ingeniero de la UNC, fue militante del ERP y estuvo preso nueve años, en los que se hizo amigo de Zannini Crédito: Facebook Gerardo ferreyra
1 de agosto de 2018  • 12:11

CÓRDOBA.- Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería, prefiere comunicarse por Twitter más que en entrevistas, aunque su grupo sea dueño de dos radios, Del Plata en Buenos Aires y Pulxo en Córdoba, y fue el impulsor del canal 360 Todo para Ver. Hoy fue arrestado por orden del juez Claudio Bonadío .

Su último posteo es de hace cuatro días y se refería al debate por la legalización del aborto : hablaba de los obispos "descarados y desmemoriados" que mencionan la "dictadura del aborto" y que son "los mismos o continuadores de aquellos que aliviaban la conciencia de los genocidas".

Ingeniero egresado de la Universidad Nacional de Córdoba, es accionista minoritario de Electroingeniería, una pyme hasta que a partir de 2003, con el kirchnerismo, se convirtió en una de las grandes jugadoras de la obra pública nacional. La empresa fue fundada por Osvaldo Acosta en 1977 y arrancó produciendo tableros eléctricos.

Del ERP a Electroingeniería

Ferreyra nació en septiembre de 1950. Su padre era un director de escuela peronista y él suele mencionar el recuerdo de una gabardina que le regaló la Fundación Eva Perón para un Día del Niño. Vivió en Arias con su familia y de adolescente se mudó a Córdoba con su hermana Ana María.

En 1968 ingresó a la facultad de Ingeniería y allí empezó a militar en el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) durante los 70. Ferreyra estuvo nueve años preso y en la cárcel se hizo amigo del exsecretario Legal y Técnico del kirchnerismo, Carlos Zannini (también cordobés, de Villa Nueva). El "Chino" era maoísta y los lazos afectivos que generaron en prisión siguen hasta hoy.

Tres años después de salir de la cárcel, en 1987, Acosta -a quien conocía de la facultad- le ofreció sumarse a Electroingeniería. Pasó casi una década hasta que se convirtió en accionista.

Con José Manuel de la Sota como gobernador de Córdoba , Electroingeniería se quedó con el plan de construcción de 100 escuelas en sociedad con Iecsa, la firma que entonces gestionaba Ángelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri . En esos años Ricardo Jaime era ministro de Educación de la provincia.

A fines de los 80, la empresa debutó como contratista en Yacyretá (en 2006 le adjudicaron un nuevo tendido eléctrico) y a partir de entonces sumó obras como la interconexión eléctrica en la Patagonia, las centrales térmicas de Campana y Timbúes (en sociedad con Siemens), las represas del sur; rutas y obras para el dique San Roque en Córdoba; una cárcel en Perú y la compra de parte de Transener (que, en 2016, vendió al Estado).

Siempre en off the record, los colegas de Ferreyra ironizan diciendo que Electroingeniería sigue la lógica "de la guerra de guerrillas": hay una unidad fuerte y otras que la rodean.

Ferreyra siempre rechazó que el crecimiento de la compañía se explicara por sus relaciones con el kirchnerismo y lo adjudicó a un desarrollo ordenado que la llevó "a pasar de proveedora de equipos a subcontratista y luego socia de las principales compañías locales y extranjeras".

Su esposa, Myriam "Mimi" Cohen es socia fundadora de la joyería Simonetta Orsini, muy frecuentada por el poder. En 2016 dijo que dejó de integrar la sociedad.