Clases de felicidad, la nueva materia innovadora en las escuelas de la India

A partir de ahora más de 100. 000 estudiantes de las escuelas primarias en Nueva Delhi incorporarán todos los días clases de felicidad
A partir de ahora más de 100. 000 estudiantes de las escuelas primarias en Nueva Delhi incorporarán todos los días clases de felicidad Fuente: AP
(0)
1 de agosto de 2018  • 10:15

NUEVA DELHI - La India , un país donde alarman los índices de la pobreza extrema, pero la educación gratuita en la primaria es distinguida por su calidad educativa, sorprende otra vez con una iniciativa en las escuelas. Después de las vacaciones de verano, los chicos de Nueva Delhi volvieron a clases y se encontraron con una nueva materia: clases de felicidad.

Se trata de la primera hora de cada día escolar donde los chicos deberán guardar todos los libros para ocuparse exclusivamente de su bienestar. De ahora en más, bajo el nuevo programa al menos 100.000 estudiantes de Delhi pasarán este tiempo aprendiendo, en cambio, a través de historias y actividades inspiradoras, como por ejemplo, ejercicios de meditación, e incluso terapia de la risa.

Según expuso The Washington Posten un país donde las principales universidades exigen puntajes promedio por encima del 98% y donde la mafia organiza los exámenes finales de la escuela secundaria, que incluye maestros y funcionarios escolares, la iniciativa del gobierno de Delhi marca un cambio de enfoque en cuanto al rendimiento estudiantil, pero en relación al bienestar.

"Hemos otorgado el mejor de los talentos al mundo", dijo Manish Sisodia, ministro de Educación de Nueva Delhi, en un estadio lleno de profesores que asistieron al lanzamiento de la nueva materia. "Hemos dado lo mejor a los profesionales de la industria. Hemos tenido éxito hasta ahora. Pero, ¿hemos sido capaces de entregar lo mismo a la sociedad, a la nación? "

Las clases de felicidad que inaugura Sisodia representan un experimento radical en un país conocido por su rígido sistema de educación, sumamente apegado a los libros y que ha ayudado a consolidar una nueva clase media en las últimas tres décadas, pero también es criticado por alentar el aprendizaje memorístico y desencadenar altos niveles de estrés. Tanto es así, que muchos lo culpan por una de suicidios estudiantiles.

The Washington Post también describió al ministro como un hijo de un maestro de escuela, conocido por sus políticas poco ortodoxas, que incluyen la promoción de la educación pública sobre la privada. Su partido Aam Aadmi, fundado a raíz de un movimiento popular de lucha contra la corrupción en 2011, ha aumentado el gasto en las escuelas del gobierno de Delhi.

Incluso, la educación representa el 26% del presupuesto de la ciudad para 2018, lo que permite a los educadores impulsar una gran cantidad de nuevas ideas, como clases especiales para niños que se están quedando atrás y reuniones de padres y maestros.

En tanto, los chicos se mostraron entusiasmados cuando las escuelas reabrieron este mes. "Deberíamos trabajar felizmente", dijo Aayush Jha, de 11 años, un niño de séptimo grado recién salido de su primera clase de felicidad en la Escuela Secundaria Senior Co-Ed del Gobierno en Chilla Village, en el este de Delhi. "Cuando trabajas tristemente, tu trabajo no será bueno".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?