El enfriamiento de la economía se sintió en la recaudación de julio

Fuente: LA NACION Crédito: María Amasanti
1 de agosto de 2018  • 17:47

Ni la sequía ni la crisis cambiaria parecían afectar la recaudación impositiva, hasta que en julio el enfriamiento de la economía se sintió en las arcas del Estado. Si bien el mes pasado los ingresos crecieron un 23,8% con respecto a julio de 2017, el aumento estuvo por debajo de la inflación interanual, del 29,5%, que el Indec estimó para el período. Al considerar la recaudación en términos reales (descontando el efecto inflación), se observa una caída real de más del 5% en la comparación interanual.

En conferencia de prensa, el titular de la AFIP , Leandro Cuccioli , dio a conocer hoy los ingresos fiscales del mes pasado, que totalizaron $293.894 millones. La recaudación estuvo explicada principalmente por los ingresos por IVA, que se incrementaron un 45,4% y llegaron a $91.454 millones. Del total, el IVA impositivo tuvo una variación interanual de 32,9% y recaudó $60.083 millones, mientras que el IVA aduanero se incrementó un 68,2% y totalizó $34.221 millones.

"Este impuesto sigue mostrando un muy buen desempeño con respecto a la inflación de los últimos 12 meses. Los tres sectores que están traccionando el incremento y hacen la diferencia con respecto al mes pasado son el comercio, la industria manufacturera y minas y canteras. Asimismo, los servicios públicos solo representan un 4,76% de la recaudación del IVA", comentó Cuccioli, que aclaró así que el incremento en las tarifas no explica el aumento en los ingresos.

El dato negativo lo marcaron los ingresos por seguridad social, que sumaron $890,33 millones, con un incremento nominal del 21,2%. El menor aumento significa una menor creación de empleo y salarios que no acompañaron el ritmo de la inflación. "La reforma tributaria le roba a la recaudación tres puntos de los tributos de este mes, pero aun así el desempeño relativo es débil", señaló el titular de la AFIP.

Con respecto a los ingresos por el impuesto a las ganancias, el aumento fue del 17,7%, con un total de $59.703 millones. Al respecto, Cuccioli señaló que el bajo incremento fue "debido a que el primer anticipo de personas humanas, que en 2017 operó en julio, este año se dará en agosto". Sin embargo, en la comparación ajustada por estacionalidad, el incremento sería de 26,2%, según la misma AFIP.

Por otro lado, los ingresos por el impuesto a los débitos y créditos bancarios (impuesto al cheque) el mes pasado, que tuvo dos días hábiles menos que en julio del año pasado, fueron de $18.739 millones, cifra que marca un incremento del 23,6%. Mientras que la recaudación por derechos de comercio exterior finalizó en $17.321 millones, con un aumento del 24,9%. En el desagregado, aun con un tipo de cambio más favorable, los derechos de exportación retrocedieron un 6,8%, mientras que los de importación aumentaron un 66,9%.

"En el acumulado de los primeros siete meses del año los recursos tributarios suman un total de $1,86 billones, 28% más que el mismo período del año pasado. En términos reales, apuntan una mejora del 1,5% interanual. En adelante, efectos contrapuestos impactarán sobre la dinámica de la recaudación: el corrimiento del tipo de cambio y la aceleración de la inflación jugarán a favor aportando mayor nominalidad; la contracción de la actividad, la caída del empleo y la baja de las importaciones (tanto por el escenario recesivo como por su encarecimiento en dólares) impactarán en contra. Proyectamos un aumento de la recaudación en torno a 28% interanual para fin de año (30% sin contar el blanqueo)", analizaron en la consultora LCG.

En tanto, Gabriel Caamaño, del Estudio Ledesma, indicó: "Las modificaciones introducidas en la distribución de los recursos como resultado del pacto fiscal y la reforma tributaria se hicieron sentir sobre la porción de la masa de recursos tributarios que corresponden al sector público no financiero. En particular, deflactada por inflación, la recaudación tributaria neta del régimen de sinceramiento fiscal cayó (-5,2%) por primera vez desde mayo de 2017".

Un tercio de las pymes tienen deudas con el fisco

Cuccioli informó hoy que un tercio de las pymes registradas tienen una deuda con el fisco. En datos, el titular de AFIP comentó que hay 375.000 empresas registras en la categoría pyme, de las cuales 120.000 están en deuda.

Por otro lado, Cuccioli indicó que del total contribuyentes (personas humanas y jurídicas) hay una deuda con el fisco de $100.000 millones, de la cual un 60% corresponde del último año. Además, indicó que el 66% de los contribuyentes que usaron las facilidades de pago de AFIP lo hicieron para pagar gastos corrientes y no para ponerse al día con el fisco.

Por lo tanto, según indicaron, el organismo decidió extender el ciclo de cobranza de 29 a 60 días: desde que se incumple hasta que se impone un embargo. "Entendemos el momento por el que estamos pasando, y por eso estamos cambiando el proceso de cobranza. Ahora vamos a darle al contribuyente 60 días de aire en el cual no se le va a embargar, pero lo vamos a comenzar a alertar desde la primera situación de incumplimiento", dijo Cuccioli.

Este plan comenzará a regir a partir del próximo lunes para todos los contribuyentes que tengan una deuda con AFIP vencida al 30 de junio pasado. "Lo hacemos por única vez y vamos a dar un tiempo de hasta cuatro años para que la empresas se regularicen. Se va a pedir un pequeño pago de anticipo del 5% si fue un buen contribuyente o de un 10% si no tuvo un buen comportamiento con el fisco", explicó.

"Las tasas de pago están muy apretadas con respecto a las del Banco Nación, el spread es de dos o tres puntos. Si la tasa baja, se normaliza el sistema financiero y el contribuyente podrá refinanciar su deuda. Pero lo máximo de tiempo van a ser las 48 cuotas", agregó.

TEMAS EN ESTA NOTA